Mundo

Fuerte condena internacional por la breve detención de Guaidó

 

La breve detención del presidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, generó condena y rechazo en varios entes y gobiernos de América, e incluso varios calificaron el hecho de secuestro, al tiempo que pidieron al mandatario Nicolás Maduro respetar el Legislativo.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, calificó de secuestro lo ocurrido con el opositor Guaidó, y urgió a la comunidad internacional a detener los crímenes de Maduro. “Condena y rechazo absolutos al secuestro del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. La comunidad internacional debe detener los crímenes de Maduro y sus esbirros”, afirmó Almagro desde Twitter.

EEUU denunció que dicha detención es un grave asalto al estado de derecho en Venezuela por parte de la dictadura de Nicolás Maduro y acusó como responsable al jefe de inteligencia, Manuel Cristopher Figuera. “Llamamos a las fuerzas de seguridad a defender la constitución y los derechos del pueblo venezolano. EEUU y el mundo están mirando”, dijo Mike Pompeo, secretario de Estado.

En una línea similar se expresó el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien dijo en la misma red social que “estos actos de intimidación por la policía secreta de Maduro patrocinada por Cuba (Sebin), guiada por el general Figueroa, representan un grave asalto al estado de derecho en Venezuela”.

Colombia también se opuso y repudió “vehementemente el secuestro” del parlamentario, al tiempo que rechazó “todo acto del régimen de Nicolás Maduro en contra de la libertad, la seguridad y la integridad de los miembros de la Asamblea Nacional”.

El Gobierno de Chile calificó lo ocurrido de amedrentamiento a opositores en Venezuela y manifestó nuevamente su irrestricto apoyo al Parlamento de ese país, al que considera el único órgano legítimo y democráticamente elegido en Venezuela. Sentimiento que también comparte Perú, que reiteró su pleno respaldo a la Asamblea en el país suramericano y repudió la detención arbitraria e ilegal de Guaidó. Argentina mostró su solidaridad y apoyo al presidente del Parlamento, pues para el Gobierno de Mauricio Macri el incidente atenta contra las libertades civiles y políticas de los venezolanos.

El Gobierno costarricense, que manifestó no reconocer como mandatario de Venezuela a Maduro, recalcó su indignación ante la agresión contra Guaidó. “De la manera más vehemente, repudiamos este atropello contra la institucionalidad democrática del hermano pueblo de Venezuela, y expresamos nuestra firme solidaridad con los líderes legítimamente electos de su Asamblea Nacional”, indicó la Cancillería del país.

Por su parte, Guaidó indicó que su detención muestra el desespero del Gobierno. “Están desesperados en Miraflores, no saben quién da la orden”, dijo el diputado. EFE

Dejá tu comentario