Sucesos

Fuego consume planta recicladora y apuntan a empleados sin cobrar

 

El fuego consumió en su totalidad dos enormes tinglados de una recicladora de plásticos, en un incendio de grandes proporciones registrado en la mañana de ayer en Mariano Roque Alonso.

Las llamas se iniciaron alrededor de las 11.00 horas en el interior de dos depósitos contiguos que albergan gran cantidad de plásticos y otros materiales altamente inflamables.

La estructura se sitúa a pocos metros del Paseo Fátima, en Remanso, barrio de la referida ciudad, a la vera del río Paraguay.

Hasta el momento, no se tiene la información veraz sobre las causas del siniestro; sin embargo, se habla en los alrededores de que pudo haber sido provocado por los propios empleados del local, como una represalia, ya que hace meses no cobran. Según los vecinos, cinco obreros de dicha planta serían los supuestos autores, ya que los mismos hace varios meses que no reciben salario alguno por su trabajo.

Veinte minutos después de iniciado el incendio, ya iban llegando los primeros carros de bomberos de Mariano Roque Alonso y Limpio.

Los bomberos trabajaron arduamente en el lugar para intentar que las llamas no se expandieran, ya que, si bien la zona no es densamente poblada, tampoco se encuentra completamente aislada de la población.

Según los testimonios de los vecinos, las llamas provocaron una densa humareda y esto generó temor por su posible toxicidad.

Luego de tres horas de intenso trabajo, los bomberos, que llegaron con 20 carros hidrantes, lograron sofocar el fuego, que consumió en su totalidad la planta recicladora, que daba trabajo a unos 40 empleados en dicho lugar.

Hasta el momento no se tiene ningún informe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay sobre las causas del siniestro, mucho menos de los responsables del local, que ayer no quisieron dar ninguna declaración.

En un momento dado, algunos vecinos del lugar pidieron a los lugareños dejar la zona, por la alta toxicidad que desprendían las bolas de humo y de fuego durante el incendio. Sin embargo, ninguna persona dejó la zona, ya que nadie quiso abandonar su casa y sus pertenencias a merced de los ladrones.

Dejá tu comentario