Deportes

Fue una diversión

 

Cerro Porteño goleó a River Plate en modo ATR (A Todo Ritmo) y mantiene la regularidad ganadora en el Apertura, para no perder pisada a Olimpia.

El Ciclón, sin secretos, apegado a su conocido repertorio, priorizó la circulación de la pelota. La recuperación en las divididas hizo lucir a su clásico estilo de juego al anticipo, algo que está consolidando el Azulgrana.

Por su parte, River, replegado, se dedicó a esperar en su campo, reduciendo los espacios para la circulación del balón. La solidaridad en el relevo en zona defensiva fue la mejor característica que mostró el Kelito en la primera parte. A su vez, careció de fuerza en ataque, ante la ausencia de buenos lanzadores.

IDEAS CLARAS. Para abrir el camino, el Ciclón apostó a las pelotas largas. Churín emergió en su mejor estilo, el de la lucha, para desacomodar la última línea del rival.

La claridad de Novick fue clave para golpear en ataque. El uruguayo abrió el marcador y aportó su cuota de clase ubicando balones precisos.

Una ráfaga ciclónica termino por derrumbar cualquier intento de reacción de la banda roja, cual castillo de naipes. Con un Conejo Benítez letal, el azulgrana liquidó el expediente en 3 minutos.

Cerro afianza un estilo demoledor y de alto voltaje, con una contundencia que robustece el desafío de afrontar dos frentes sin bajar el ritmo, mientras que River deambula entre altas y bajas, por momentos con buen criterio de juego, pero sin la jerarquía en sus hombres para sostener la propuesta.

Dejá tu comentario