Política

Friedmann y ZI se benefician con el cerrojo a la pérdida de investidura

Los casos de ambos están cajoneados en el Senado y la consigna es que primero haya una ley de reglamentación para iniciar el proceso. El procedimiento aprobado por Senado fue a Diputados.

Los senadores colorados Rodolfo Friedmann, del abdismo, y Javier Zacarías Irún, del cartismo son los principales beneficiados con el cerrojo a la pérdida de investidura.

En la Cámara Alta se dio la primera sanción al proyecto de ley que establece el procedimiento para la aplicación del artículo 201 de la Constitución Nacional.

Los casos de ambos senadores están cajoneados en la Comisión de Asuntos Constitucionales y el propio titular de la misma, Víctor Ríos, manifestó que la consigna para el tratamiento es que primero haya una reglamentación.

El procedimiento ahora queda manos de la Cámara Baja, y días pasados uno de los proyectistas que es el presidente del Congreso Óscar Salomón les lanzó el piropo para que incluyan la mayoría necesaria para la expulsión de un senador o un diputado.

Es que la votación en el Senado estuvo bastante apretada con relación al tema, que al final por lo menos lo aprobado no contempla cambios.

Sin dictamen. El proyecto de pedido de pérdida de investidura de Friedmann había sido presentado por el colorado Enrique Riera.

Hubo varios intentos primero en una sesión ordinaria, y luego en sesión extraordinaria para que se pueda tratar pero Constitucionales decidió no emitir ningún dictamen, dificultando el proceso.

Una mayoría logró que el proyecto de expulsión sea aplazado sin fecha.

Días después, la bancada de Patria Querida presentó el pedido de pérdida de investidura de Zacarías Irún, argumentando las causales en una extensa documentación.

Varias versiones se escucharon con relación a la situación de ambos, y algunos incluso ya aseguraban que un caso estaba atado al otro.

Hasta el momento tampoco en Constitucionales hubo dictamen para ZI, a pesar que Patria Querida insistió a través de una nota para dar celeridad al tratamiento.

reglamentación. Uno de los puntos aprobados tiene que ver con la presentación del proyecto de pérdida de investidura. La propuesta aprobada en el Senado establece que el pedido debe contar con la firma de al menos 1/3 de los miembros, es decir de 45, 15.

En el caso de la presentación para la expulsión de Friedmann, solamente Zulma Gómez apoyó a Riera.

En cuanto al pedido de ZI, el mismo tiene solamente tres firmas que son las de Patria Querida y Hagamos.

Se establecieron también los plazos, con el argumento del debido proceso y para evitar los juicios exprés, como ocurrieron anteriormente.

En total son 30 días, y los primeros 15 días son los que se le da de tiempo para que el indiciado prepare su descargo y su defensa.

Luego en tres sesiones extraordinarias cada cinco días como máximo, se deben presentar las pruebas de cargo y de descargo, los alegatos finales y la deliberación para la expulsión o la absolución.

Otra trampita que se incluyó en la reglamentación es la posibilidad de que se pueda archivar el proceso, en el caso de que quede paralizado durante cinco meses, o no se inicie durante ese plazo.

las mayorías. Un punto que se discutió sobre la marcha durante el tratamiento del procedimiento para la pérdida de investidura fue la cuestión de las mayorías.

Desirée Masi y Carlos Filizzola argumentaron que se tenía que mantener la mayoría simple como establece la Constitución Nacional.

Ríos se jugó por la mayoría calificada de 23, luego de escuchar el análisis de su correligionario y compañero de bancada Eusebio Ramón Ayala, quien defendió esa tesis.

El llanista Fernando Silva Facetti fue más contundente y propuso para que la mayoría sea absoluta, es decir, 30 votos en el caso de los senadores, y 53 de los diputados.

La dispersión de los votos, hizo que se mantenga como establece la Carta Magna.


Posturas divididas y ausencias notorias en definición del autoblindaje
La mayoría de los sectores políticos en el Senado tuvieron posturas divididas en el momento de tratar el proyecto de reglamentación de la pérdida de investidura.
Además, como en cada sesión en la que se tienen que definir temas polémicos hubo notorias ausencias.
Los cartistas y abdistas se dividieron entre mantener la mayoría simple como establece la Constitución Nacional, y en que sea con 23 en Senado, y 53 en Diputados.
El bloque de Lilian Samaniego estuvo a favor de esta mayoría, mientras que Mirta Gusinky de la misma bancada optó por que sean 30.
Hasta en el Frente Guasu hubo disparidad. Sixto Pereira decidió abrirse para apoyar que sea 23 votos.
El llanismo se dividió entre las tres posturas. Fernando Silva Facetti fue el que propuso que sean 30 votos.


Los principales interesados en la reglamentación, ya que tienen pedidos de pérdida de investidura, Rodolfo Friedmann y Javier Zacarías Irún apoyaron que sea 23.
Entre las ausencias que se dieron en plena votación para la definición de las mayorías, fueron las de Blas Llano, Sergio Godoy, Martín Arévalo, Luis Castiglioni y Blanca Ovelar, quienes estuvieron participando al menos durante el debate.
Los de Patria Querida habían decidido retirarse de la sesión virtual como protesta a la aprobación del reglamento.

Friedmann y ZI se benefician con el cerrojo a la pérdida de investidura.png

Dejá tu comentario