Política

Franco dice que socios de Mercosur se "extralimitan" al negarle asistir a cumbre

(EFE) El nuevo Gobierno paraguayo rechazó la decisión de suspender al país del Mercosur tomada por los otros tres Estados miembros, a los que acusó de "extralimitarse", y afirmó que "en nada contribuye a la paz y la tranquilidad pública del Paraguay, ni a la integración regional".

En un comunicado remitido hoy a Efe, que constituye la primera reacción a las decisiones tomadas por otros países en rechazo a la destitución de Fernando Lugo como presidente, la Cancillería paraguaya subraya que la decisión de suspender a Paraguay del Mercosur tomada por Argentina, Brasil y Uruguay no se ajusta a las normas del bloque.

Esa decisión fue "adoptada obviando los procedimientos regulares y sin que se haya dado oportunidad alguna al Estado afectado para pronunciarse sobre el particular, tal como lo determina expresamente el artículo 4 del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el Mercosur suscrito el 24 de julio de 1998".

La Declaración, curiosamente, tiene el "mismo defecto que se atribuye al proceso interno paraguayo que le dio origen, y que se califica impropiamente como de ruptura del orden democrático, "por no haberse respetado el debido proceso", agrega.

La Cancillería asegura que el juicio político a Lugo, que concluyó este viernes con su destitución por el Senado, menos de 24 horas después de haberse iniciado, se hizo "de conformidad con las disposiciones constitucionales aplicables" y que se otorgó a Lugo "la oportunidad de ejercer su defensa, como en efecto lo hizo".

Es el caso contrario, según el comunicado, de la Declaración difundida por la Cancillería argentina en la que se anuncia la suspensión "de forma inmediata" de Paraguay del Mercosur y, por tanto, su exclusión de la Cumbre del bloque que tendrá lugar esta semana en Mendoza.

Esa declaración "no fue adoptada conforme a los procedimientos que se observan en el Mercosur, está suscrita por Estados Asociados que no ratificaron dicho Protocolo (el de Ushuaiua II) y, lo que es más grave, fue resuelta sin escuchar previamente al Gobierno de la República del Paraguay, violando de tal manera el debido proceso", subrayó el Gobierno paraguayo.

El Comunicado, de seis puntos, destaca "la abrumadora mayoría con que se tomó la decisión de condenar al ex Presidente Lugo" y que "el propio afectado se sometió al juicio político y acató públicamente la resolución adoptada".

"La Declaración del Mercosur en nada contribuye a la paz y la tranquilidad pública del Paraguay, ni a la integración regional, y se extralimita al descalificar decisiones adoptadas, en uso de sus legítimas atribuciones, por el Poder Legislativo paraguayo, tan electo por el pueblo como el ex Presidente Fernando Lugo y el Presidente Federico Franco", concluye.

El caso de Paraguay será tratado en la Cumbre de Mendoza y también en una reunón extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que tendrá lugar este miércoles en Lima.

La mayoría de los países suramericanos, además de México, ha retirado sus embajadores de Asunción en rechazo al Gobierno de Federico Franco, que fue elegido vicepresidente en 2008 junto a Lugo.

*******

EFE

Dejá tu comentario