Edición Impresa

Franco denuncia farsa del estado de excepción y teme por su vida

Las explosivas declaraciones del vicepresidente van directo al presidente de la República. Anoche reveló detalles de una reunión en el Comando en Jefe. Dijo que "ahora más que nunca mi vida corre peligro".

El vicepresidente Federico Franco dijo anoche en el programa Señales, de Latele, que escuchó en la reunión de ministros del sábado pasado, que "el objetivo principal de la ley de estado de excepción no es la captura de los miembros del Ejército del pueblo (EPP)".

Las explosivas declaraciones del segundo del Ejecutivo ponen en tela de juicio el operativo militar-policial que se inició luego de la promulgación de la Ley 3.994 que establece el estado de excepción en los departamentos de Concepción, San Pedro, Amambay, Alto Paraguay y Villa Hayes, sitios donde los miembros del EPP realizan sus movilizaciones.

Luego de lo declarado, Franco dijo que ahora "más que nunca mi vida corre peligro", pero indicó que él cree que hizo lo correcto.

Relató que los ministros y el presidente tuvieron una reunión de más de una hora en Mburuvicha Róga, de la que él no participó. Indicó que más tarde le invitaron a participar de la reunión en el Comando en Jefe de las FFMM.

"Allí la más alta autoridad del estamento militar planteó que el objetivo no es atrapar a los del EPP", indicó.

Fuentes oficiales confiaron anoche a ÚH que fue el general Óscar Velázquez, comandante de las Fuerzas Militares, quien dijo, tras una larga explicación sociológica y política de los problemas de la pobreza y sus implicancias, que la captura del EPP "no es el objetivo principal" del estado de excepción. Y que el primero en lanzar esta tesis fue el mismo presidente Lugo.

Ante esta sorpresiva declaración, el vicepresidente replicó que se declaró la medida especial para atrapar al grupo guerrillero, a lo que el comandante de las Fuerzas Militares insistió en su teoría, señalando que para eliminar al EPP se debe reforzar la presencia del Estado en materia de salud y educación. Y que la presencia militar será simplemente para devolver la tranquilidad y seguridad a los ciudadanos "Es para restablecer el orden institucional", acotó el militar.

La puja verbal siguió, y Franco retrucó señalando que la gente espera que se elimine al EPP, en medio de fuertes acusaciones de la ministra Esperanza Martínez.

DÉBIL RÉPLICA. En el mismo programa de Germán Martínez, el viceministro del Interior Carmelo Caballero dijo que "el objetivo principal no es la captura de los miembros del EPP, sino el desmantelamiento de dicha organización". "El eje central es el desmantelamiento del EPP", señaló, aunque más tarde dijo que el objetivo primordial es la captura de los principales cabecillas del EPP, intentando replicar la explosiva denuncia de Federico Franco.

FILIZZOLA DICE QUE NO HAY PLAZO PARA CAPTURA

El ministro del Interior, Rafael Filizzola, indicó anoche, tras una reunión en Mburuvicha Róga, que "el Gobierno no tiene un plazo para la captura de los integrantes del EPP". Recordó que el proyecto del Ejecutivo al Senado pedía 60 días de estado de excepción. La ley rebajó a 30 días. También resaltó que, países "mucho mejor organizados en cuanto a logística buscan a delincuentes desde hace 10 ó 20 años", y que nadie amenaza por ello con llevar eso al campo de un juicio político al presidente de la República.

Dejá tu comentario