Arte y Espectáculos

“Formarse en otro país permite lograr una mentalidad diferente”

Daniel Ayala, quien actualmente reside en EEUU, sigue cosechando logros académicos y laborales. En una breve visita a Paraguay, el pianista compartió su grata experiencia en el Norte.

Desde el 2018 el pianista paraguayo Daniel Ayala cursa un masterado en Jazz Studies, en Western Illinois University, Estados Unidos. Allí, además de especializarse, forma parte como pianista y compositor de uno de los más importantes ensambles universitarios. Compartió con músicos como Aaron Kipola, Don Norton y Andy Martin. Además, se desempeñó como ayudante de cátedra y pianista de musicales, participando en algunos de ellos, como Working, The Drowsey Chaperone y Pippin.

“Estuve en la Pittsburg State University en Pittsburg, Kansas primeramente desde el 2009 al 2013, realizando mi licenciatura en piano clásico, donde gané competencias y concursos. Luego regresé a Paraguay por un tiempo y desde el año pasado me encuentro cursando un masterado en Jazz Studies, en la Western Illinois University. Recientemente terminé la primera mitad del programa con promedio perfecto”, refiere Daniel.

El joven, –quien en su breve paso por Paraguay imparte clases particulares–, inició su pasión por el instrumento a los 5 años, de la mano de su madre, la profesora Elida Giménez, en el Conservatorio de Música Lafayette.

Debutó en un escenario a los 6 años. Fue alumno del maestro José Luis Miranda y se graduó en el 2006 de la Escuela Musical Miranda, con honores en piano, teoría y solfeo. Participó en clases magistrales con pianistas de distintas partes del mundo, entre ellos Gastón Corazzini (Argentina), David Fray (Francia), Jocelyn Swigger (EEUU) y Miguel Baselga (España). En el 2009 recibió una beca de la Pittsburg State University.

GRATA EXPERIENCIA. Acceder a una formación universitaria de primer mundo, trabajar con profesores altamente calificados y experimentar un estilo de vida académico muy desarrollado cambiaron su visión con respecto a la música.

“Tuve la oportunidad de adentrarme completamente en un ambiente altamente competitivo pero justo, esa experiencia y conocimientos es la que quise implementar en nuestro país de manera a que otras personas puedan tener la posibilidad de formarse en un alto nivel sin tener que viajar lejos”, explica.

El licenciado en piano pretende brindar un aporte en el campo musical de Paraguay, a través de sus experiencias y conocimientos. “Quiero exponer al público a nuevos tipos de música, colaborar con la enseñanza y desarrollo musical del país. Hay mucho que tenemos que trabajar para cambiar. Es imperante que se desarrollen políticas que apoyen al arte y la cultura, me encantaría que en un futuro no muy lejano, Paraguay sea conocido por su calidad artística” reflexiona.

ALIENTO. Según su experiencia considera que a nivel musical aún falta mucho por hacer en el país. “Aún falta muchísimo que mejorar, pero creo que estamos por buen camino. Debe haber más apoyo e inversión de parte del Gobierno. Las instituciones educativas deben dejar de lado métodos obsoletos y anticuados que ya no se aplican y sirven para nuestra época, deben entrar en el siglo XXI. La burocracia del sistema sigue perjudicando las mejoras que se podrían hacer en las instituciones educativas. Hay muchísimo talento en nuestro país que debe ser correctamente alimentado y formado”, se lamenta.

A los jóvenes que quieran formarse en el exterior los alienta, pues es una experiencia única e inolvidable. “Formarse en otro país permite lograr una mentalidad diferente, tener disciplina y responsabilidad, tan diferentes a nuestras costumbres. Uno quiere trabajar y hacer todo lo posible para contar con esos recursos en nuestro país, de manera que se pueda acceder a una formación de calidad sin tener que ir al exterior”, finaliza.

Dejá tu comentario