Política

Forense dice que no se constituyó una junta médica

 

El médico forense Pablo Lemir dijo que el grupo de 13 profesionales que inspeccionó a Juan Arrom y Anuncio Martí el 30 de enero del 2002 no se constituyó como junta médica.

En contacto con Monumental 1080 AM señaló que el diagnóstico debe ser homologado por medicina legal y que la evaluación que hicieron a las lesiones de ambos no fue ordenada por ningún juez ni fiscal. Tampoco se labró acta ni hubo conclusión ni dictamen.

Esas características hacen que el informe médico realizado en el Sanatorio Migone no cumpla con las características de una junta médica.

Igualmente, aclaró que ese hecho no descarta la posibilidad de que haya existido tortura. “Las torturas pueden ser psicológicas también”, expresó.

El informe de Lemir, quien fue uno de los testigos propuestos por el Estado en el caso, pero no admitido por la Corte IDH, desmeritan las supuestas acusaciones de tortura en los genitales del cual Arrom supuestamente fue víctima, ya que, luego de una ecografía, se habría comprobado que padecía de una enfermedad preexistente, llamada varicocele, motivo por el que el testículo izquierdo era más chico que el derecho.

Por su parte, la senadora Esperanza Martínez, quien fue una de las firmantes del informe, prefirió no responder al forense.

“No es ético discutir diagnóstico médico por los medios y menos cuando se sustancia un juicio. Yo soy solo testigo en este juicio. Ya comuniqué lo que me corresponde por las vías que corresponden”, manifestó.

Dejá tu comentario