Economía

FMI ve agotamiento de factores que impulsan crecimiento

 

Las bondades del auge de los precios internacionales de las materias primas y la expansión geográfica de la producción agrícola, el impulso de la recuperación tras la crisis financiera de los 90 e inicio de los 2000, y el impacto de la estabilidad macroeconómica son factores de crecimiento económico que a Paraguay se le están agotando.

En un artículo publicado por Fondo Monetario Internacional (FMI), elaborado por los economistas Bas Bakker y Natasha Che, se reconoce que en los últimos 15 años Paraguay ha sido una de las economías con crecimiento más rápido de Sudamérica, lo que ha permitido reducir los niveles de pobreza del país de un 58% en 2002 al actual 26%, entre otros logros (ver infografía).

Sin embargo, el organismo multilateral advierte que mantener este crecimiento sólido podría resultar más difícil en los próximos años, puesto que los factores que apuntalaron el crecimiento en el pasado serán menos favorables en el futuro.

En consecuencia, el FMI considera que el país necesita que se desarrollen los sectores alternativos al agro, como producción bajo el régimen de maquila y sus respectivas exportaciones. No obstante, advierte que el alcance de esta actividad es todavía reducida, pues las exportaciones no agrícolas y de energía no hidroeléctrica alcanzan solo el 7% de las exportaciones totales.

Además, recomienda convertir a Paraguay en un destino más atractivo para las inversiones, a fin de acelerar las transformaciones. Específicamente, la publicación menciona las oportunidades de mejora en el clima de negocios y los indicadores de gobernanza, los cuales facilitarían la diversificación y el crecimiento de la productividad. “Serían de particular utilidad políticas que se centraran en mejorar la infraestructura de transporte, el Estado de derecho y la gobernanza, y la calidad de la educación”, agrega.

En cuanto al entorno fiscal, advierte que algunas de las reformas costarán dinero. Recuerda que los niveles de gasto público en Paraguay son bajos y que establecer nuevas prioridades en el gasto podría crear algunas posibilidades, puesto que la composición del gasto es desequilibrada, con una proporción importante destinada a los salarios.

“El aumento de los ingresos crearía un mayor margen para el gasto relacionado con las reformas y las necesidades de inversión (...). Sería de ayuda una reforma tributaria que se centrará en reducir las exenciones y las deducciones y en mejorar el cumplimiento tributario”, destaca el FMI.

Por otro lado, sugiere realizar ahora pequeños cambios en el sistema de pensiones (por ejemplo, un aumento moderado en la edad de jubilación) que grandes cambios en el futuro, a fin de evitar futuros déficits en el sistema de pensiones.

Dejá tu comentario