Economía

FMI: Facturación electrónica permitirá reducir la evasión

La facturación electrónica permitirá a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) tener un mayor control sobre los hechos generadores de impuestos, lo que indefectiblemente ayudará a reducir los índices de evasión fiscal. Esta es la tesis de Newton Oller, consultor del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien estuvo de visita en el país la semana pasada para la presentación del plan piloto de facturación web, denominado E-Kuatia.

El experto, quien también asesoró a la SET en la creación del Sistema Integrado de Facturación Electrónica Nacional (Sifen), explicó que la experiencia internacional indica que a partir de la implementación de este mecanismo se podrá tener al instante, en un archivo digital, la información de las transacciones realizadas que están gravadas, datos que no pueden ser falsificados porque se exige la identificación del emisor de las facturas.

“Entonces, esto va a estar en la base de datos de la SET, que puede hacer comparaciones por sectores, cruces de información con las declaraciones juradas, cruces de informaciones con las compras y ventas. Permite un cambio total en la manera de controlar la evasión y el tema de las facturas falsas”, expresó.

Señaló que la facturación electrónica también permitirá a la Administración Tributaria contar con un sistema de trazabilidad de las compras y ventas de los contribuyentes.

“Se podrá saber que la mercadería llegó al cliente, y qué tipo de impuesto debe pagar, porque se tiene un papel firmado con el nombre, la fecha, y quien fue el usuario final”, agregó Oller.

Eficacia. El consultor del FMI garantizó la eficiencia del Sifen, señalando que lo positivo de ser uno de los últimos en implementar el sistema es que el Paraguay pudo aprender de los errores que tuvieron otros países y pudo adecuar este mecanismo a la realidad del país.

Remarcó las otras ventajas de la facturación electrónica, como el ahorro que tendrán los contribuyentes por menores gastos en impresión y cuidado de papeles, así como el menor daño ecológico por la no utilización de facturas impresas. También destacó que servirá para “apalancar” la tecnología de firma digital.

Según estimaciones de la SET, la primera factura electrónica en el país será emitida en julio. De este plan piloto participarán solamente un máximo de 15 compañías.

El método que se utilizará es el llamado “modelo diferido”, por medio del cual, luego de una operación, la empresa tendrá 72 horas para la validación de la factura. Esto, previendo problemas con internet.

La segunda etapa, la de voluntariedad, será aplicada desde el 2019.

Dejá tu comentario