Sucesos

Fiscalía ya urgió más de 20 veces a la Corte destrabar caso contra juez

El juez de Coronel Oviedo, Miguel Ángel Cárdenas, y el asistente fiscal Roel Ángel Valdez Ramírez fueron acusados por cohecho pasivo; este último, también por soborno. El caso está al borde de la prescripción.

La fiscala anticorrupción Liliana Alcaraz urgió en más de veinte ocasiones a la Corte Suprema de Justicia destrabar la causa contra el suspendido juez de Coronel Oviedo, Miguel Ángel Cárdenas Rojas, acusado por cohecho pasivo. En esta causa también se encuentra acusado el asistente fiscal Roel Ángel Valdez Ramírez por el mismo delito y además por soborno. La causa data del 2012 y ya se encuentra al borde de la prescripción.

La representante del Ministerio Público desde el 2016 urge a la Máxima Instancia Judicial que resuelva varios planteamientos dilatorios presentados por la defensa, de modo que se pueda realizar la audiencia preliminar.

La interviniente explicó que la última vez que se fijó fecha para dicha diligencia, donde el juez Derlis Duarte Rolón tenía que decidir si el caso se elevaba o no a juicio oral, fue el 1 de agosto de 2016.

Cabe destacar que la acusación se presentó en diciembre de 2012 por los hechos punibles ya mencionados.

“Pasaron cuatro años desde la presentación de la acusación por el Ministerio Público, sin que se haya avanzando en el proceso, lo que amerita se tomen las medidas necesarias para que la audiencia preliminar se lleve a cabo”, explicó la agente fiscal.

Además, mencionó que se trata de una de las causas que periódicamente se informan a la Corte Suprema y se resaltan que están paralizadas.

Asimismo, Alcaraz manifestó que solicitó la urgente intervención de la Superintendencia de la Corte, a fin de que se determine la responsabilidad de quienes participan en el proceso y con ello evitar que la investigación se extinga o prescriba.

ARGUMENTO. Cárdenas planteaba desde problemas de salud, superposiciones de audiencias de su abogado defensor, ausencia del letrado por viaje, etc. Así también alegó en otra oportunidad que se viola el artículo 17 de la Constitución Nacional, entre otros tantos argumentos que planteó ante el juzgado, a modo de suspender la preliminar.

Alcaraz aclaró que en ninguna ocasión los fiscales suspendieron la audiencia.

“En todas las ocasiones señaladas precedentemente nos presentamos a la audiencia, con todo el esfuerzo que ello implica, ya que conlleva un traslado hasta la circunscripción distinta al lugar donde ejerzo funciones”, acotó la representante fiscal.

EL CASO. El 15 de febrero de 2012, el entonces fiscal Arnaldo Giuzzio detuvo en Coronel Oviedo a Valdez Ramírez, funcionario de la Fiscalía de Yhú, tras recibir G. 10 millones en concepto de coima para liberar a dos detenidos acusados por robo.

Cárdenas fue posteriormente implicado en el ilícito, ya que ni bien Valdez Ramírez recibió el dinero se comunicó con el magistrado para informarle que ya tenía las “10 manzanas”, refiriéndose a la plata incautada.

La Fiscalía solicitó grabar la conversación telefónica, lo cual el funcionario fiscal accede. El magistrado respondió que le esperaba en su vivienda.

Hubo una cadena de inhibiciones de jueces
Cuando Miguel Ángel Cárdenas Rojas fue imputado en febrero de 2012 por una presunta coima, inmediatamente todos los jueces de Garantías de Coronel Oviedo se excusaron de tomar la causa, alegando una amistad con su colega.Tras esto, el caso pasó a los tribunales de San Estanislao, San Pedro. Ahí, el juez Narciso Ferreira impugnó la inhibición de sus colegas de Coronel Oviedo, por lo que la causa pasó al Tribunal de Apelaciones. El expediente luego pasó a Santa Rosa del Aguaray, San Pedro, donde nuevamente impugnó una inhibición. Finalmente decidió aceptar llevar adelante la causa el juez de Villarrica, Derlis Duarte Rolón.

Dejá tu comentario