Nacionales

Fiscalía investigará a Senacsa tras robo de ganado en el Chaco

El fiscal Celso Morales dijo que la Fiscalía investigará si es que en los puestos de control del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) fueron verificadas correctamente las cabezas de ganado vacuno robadas de una estancia del Chaco, tras un cuádruple homicidio.

Celso Morales, fiscal que investiga el hallazgo de 86 animales vivos y uno muerto en un frigorífico de Concepción, los cuales habían sido robados de la estancia Taguató, del distrito de Mariscal Estigarribia, dijo que se debe investigar a Senacsa.

"En Senaca hay que ver quién fue la persona que otorgó, si en los puestos de control fueron verificados (los animales) como debía ser, eso ya es un trabajo para la Fiscalía también", expresó en contacto con la emisora 1020 AM.

Leé más: Tras crimen y abigeato en el Chaco, Fiscalía allana frigorífico en Concepción

Los animales fueron encontrados este lunes en el frigorífico Athena Foods, ubicado en el distrito de Belén.

El fiscal comentó que por la forma en que esos animales fueron trasladados, es difícil que el frigorífico se percate de que son robados, porque los documentos que presentaron las personas que los llevaron al lugar, aparentemente, reunían todas las formalidades y requisitos legales que se exigen para transportar animales vacunos.

Añadió que este lote de animales vacunos pasó por dos a tres puestos de control de Senacsa, donde fueron verificados y sellados.

Nota relacionada: Detenidos por cuádruple crimen hablan de "negocio" con banda de abigeos

"En la guía está el lugar donde fue verificado, la hora; entonces, ya llega al frigorífico después de cruzar dos a tres puestos de verificación y hay un documento aparentemente legal con el sello del Senacsa, bien completos todos los datos, está la firma de los responsables", explicó.

Aseguró que desde el frigorífico colaboraron con la Fiscalía en todo momento para esclarecer el crimen en el Chaco.

Morales estima que cada cabeza de ganado estaría aproximadamente entre G. 3 millones y G. 3,5 millones.

Te puede interesar: Para forense, cuádruple homicidio en el Chaco fue una ejecución planeada

El caso estaría esclarecido, dice fiscal

El fiscal manifestó que, a su parecer, por los datos que se están teniendo, en un 95% ya está esclarecido el hecho.

Esto refirió debido a que hay personas detenidas que tendrían responsabilidad con el homicidio, con el traslado y la compra de los animales y otros datos que serán corroborados en su momento.

"Terrorífica es la forma en que se dio (los homicidios y el robo de ganado)", refirió.

Morales comentó que una persona, cuyos datos evitó dar a conocer para no entorpecer la investigación, se comunicó con un ganadero de Concepción de apellido Valiente, quien cuenta con un cupo para ingresar animales vacunos en el frigorífico Athena Foods y le solicitó utilizar ese cupo.

"Entonces, la guía sale a nombre de esta persona y él aclaró que no vio los animales y que confió en esta persona. Pero, a raíz de que la guía de traslado está a su nombre, esta persona está aprehendida en este momento", explicó.

El fiscal no precisó cuál es el monto que se pagó por la compra del ganado, informó el periodista de Última Hora Justiniano Riveros.

Comunicado de Senacsa

El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) emitió un comunicado este lunes en donde explica que el viernes 12 de julio se presentó ante la oficina central de la institución, en la Dirección General de Sanidad Animal, Identidad y Trazabilidad (Digesit) el señor Cesáreo Antonio Duarte Galeano.

Esta persona solicitó la emisión del Certificado Oficial de Tránsito de Animales (Cotas) para el traslado de 90 animales de su propiedad.

A tal efecto, presentó dos guías de traslado ya pagadas, por lo que el Senacsa, conforme a los procedimientos, verificó la existencia de stock de animales por parte de Duarte en el sistema Sigor, constatándose que poseía la cantidad de animales declarados en las guías.

Lea más: Confirman cuatro fallecidos en estancia del Chaco

"Por lo que no existía ningún impedimento para el traslado de los animales y la emisión de cotas", refiere el comunicado.

Añade además que, conforme a las guías, los animales a ser trasladados poseían varias marcas complementarias, entre ellas las correspondientes a Alcibiades Ayala, de 73 años, una de las víctimas de la masacre en el Chaco.

"Señalamos que fueron realizados todos los procedimientos formales establecidos para la emisión de los documentos en cuestión, aclarando que las gestiones fueron realizadas por el propietario de manera personal", explica el texto.

Los animales llegaron el sábado

Las cabezas de ganado fueron ingresadas el sábado de la semana pasada, alrededor de las 21.30, en el frigorífico Athena Foods. Fueron sometidos a una inspección antemortem por parte de la Inspección Veterinaria Oficial.

Las personas trasladaron a los animales en dos camiones con las guías de traslado expedidas por Senacsa.

El pasado domingo, la Dirección General de Calidad e Inocuidad de Productos de Origen Animal (Digecipoa) del Senacsa alertó a los funcionarios acerca de la marca del señor Alcibiades Ayala, quien fue víctima de homicidio y posterior robo de sus animales.

Nota relacionada: Detienen a hermanos sospechosos del cuádruple homicidio en el Chaco

Los funcionarios de la Inspección Veterinaria Oficial del Senacsa detectaron que los animales contaban con la marca de la persona fallecida como marca complementaria. Ante esta situación, dieron aviso de inmediato a las autoridades del Senacsa, quienes comunicaron el caso a la Fiscalía.

Este lunes fueron incautadas las cabezas de ganado y llevadas a la sede de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) de Concepción, para ser sometidas a una pericia.

Del frigorífico se incautaron documentos con los cuales los animales ingresaron al frigorífico, como cotas, guías, certificados de lavado y desinfección, entre otros.

Los homicidios

Los cuerpos sin vida del propietario de los animales, Alcibiades Desiderio Ayala Coronel, de 73 años; su esposa, Francisca Nidia Núñez Romero, de 71 años; y sus nietos de 7 y 10 años, fueron hallados el pasado domingo en el interior de la estancia Taguató, distrito de Mariscal Estigarribia.

Todos tenían heridas de arma de fuego y, según la autopsia, los cuerpos no presentaban otro tipo de lesiones.

El móvil principal sería el hurto de ganado que, en parte, fue recuperado tras la acción fiscal y policial. Se habrían sustraído de la estancia entre 90 y 100 reses.

El equipo investigador conformado por policías y fiscales llevó a cabo una serie de allanamientos que derivaron en la detención de siete personas sospechosas del hecho.

Dejá tu comentario