Nacionales

Fiscalía imputa a 6 policías tras desaparición de evidencias en Amambay

La Fiscalía imputó este miércoles a seis efectivos de la Policía Nacional, tras la desaparición de cinco vehículos incautados de Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro, registrada en la ciudad de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay.

Los policías fueron imputados por los fiscales Sandra Díaz y Federico Delfino por los supuestos hechos de hurto agravado, asociación criminal y quebrantamiento de depósito, según informaron desde el Ministerio Público.

Se trata del comisario Cristian Manuel Amarilla, quien se desempeñaba como jefe; además del oficial inspector Moisés Mario Cantero Morán, quien era subjefe; el oficial 1º Aureliano Medina Brizuela y los suboficiales Máximo González Díaz, Isidro Alberto Villalba Duarte y Juan Gregorio Fretes.

Nota relacionada: Policías sumariados deberán declarar el próximo lunes en la Fiscalía

La Fiscalía solicitó al Juzgado el arresto domiciliario de los imputados, considerando que los investigados se están sometiendo a la Justicia; además, poseen arraigo suficiente en el país, por su condición de personales policiales de carrera, y no han obstruido la investigación.

Los agentes son del Departamento de Control de Automotores, estaban comisionados en la Oficina Regional 1 de Pedro Juan Caballero y tenían a su cargo la custodia de cinco camionetas, maquinarias y herramientas que estaban resguardadas en un taller de la Policía Nacional.

Lee más: En las narices de la policía otra vez se roban evidencias, en Pedro Juan

Los vehículos y los demás objetos eran evidencias de varios allanamientos en donde detuvieron a supuestos cómplices del presunto líder del Primer Comando Capital (PCC) Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro.

Te puede interesar: Cambian a los jefes y subalternos tras robo de evidencias

Todas las evidencias tenían que ser llevadas hasta la capital del país este martes 18 de febrero, sin embargo, el viernes 15 de febrero funcionarios fiscales y policiales se constituyeron en el depósito y constataron que las evidencias ya no estaban y que el candado de acceso al referido lugar había sido forzado.

Dejá tu comentario