Política

Fiscala se inhibe del caso que investiga a los Díaz Verón

La fiscal anticorrupción Yolanda Portillo, quien fue designada para investigar al fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, a su esposa e hijos por supuesto enriquecimiento ilícito, se apartó del proceso penal. La pesquisa pasa a depender ahora del fiscal Luis Piñánez, quien debe decidir si acepta o no; además el agente podría impugnar la decisión de su colega.

En tanto por el momento el caso queda únicamente a cargo del fiscal José Dos Santos.

Portillo argumentó que la nueva defensa de Díaz Verón, Mario Elizeche Baudo, es el primo hermano de su marido Mario Elizeche González, director General de Auditoría de Gestión Judicial; por lo tanto, teniendo en cuenta el parentesco y además que mantienen una relación de amistad, decidió inhibirse de la causa.

“Me inhibo debido a que cuento con una causal que está comprendida en el artículo 57 del Código Procesal Penal Código”, refirió.

La representante fiscal negó haber sido presionada, teniendo en cuenta que se investiga nada más y nada menos que a la máxima autoridad de la Fiscalía General del Estado.

Ante este proceso pidió permiso y asumió como encargado de despacho Alejo Vera.

La misma había sido designada por el entonces fiscal adjunto Anticorrupción Federico Espinoza para iniciar con la investigación. Incluso llegó a realizar varias diligencias.

La carpeta fiscal actualmente cuenta con 10 tomos.

El proceso se inició con base en publicaciones periodísticas contra Díaz Verón, que revelaron supuestas irregularidades en su patrimonio, así como también la creación de una firma denominada Canto Rodado SA, cuyos propietarios son María Selva Morínigo, Alejandro y Yerutí Díaz.

Dejá tu comentario