Nacionales

Fiscal se constituyó en la vivienda de la niña fallecida en Capiatá

Una comitiva fiscal-policial se constituyó este miércoles en la vivienda de la pequeña de 1 año y 6 meses fallecida en un hospital de Capiatá. Las autoridades buscan identificar el entorno familiar de la menor, en vista de que se detectaron posibles rastros de abuso sexual.

El fiscal Blas Imas encabezó un nuevo procedimiento en la ciudad de Areguá, Departamento Central, luego de que una niña de 1 año y 6 meses, con posibles rastros de abuso sexual, falleciera en la noche del martes en Capiatá.

En compañía de agentes del Departamento de Delitos de la Policía Nacional, personal de Criminalística y psicólogos del Ministerio Público y el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, Imas se constituyó en la vivienda donde residía la menor.

Lea más: Fiscalía investiga muerte de niña con rastros de haber sido abusada

En contacto con radio Monumental 1080 AM, comentó que la Fiscalía busca identificar el entorno familiar de la pequeña y las personas que frecuentaban su domicilio.

Respecto a la identidad del presunto sospechoso, prefirió no adelantarse, dado que la investigación es muy incipiente.

“Sería imprudente y bastante precipitado apuntar a alguien. Pero estamos identificando a las personas más cercanas a la víctima, son todos familiares, de momento”, refirió.

Nota relacionada: En dos semanas se confirmará si niña fallecida sufrió abuso sexual

Los resultados de la autopsia realizada a la menor se darán a conocer en dos semanas más y podrá determinarse si las lesiones corresponden a un caso de abuso sexual.

El forense Pablo Lemir afirmó, preliminarmente, que sí se detectó una lesión importante en la zona anal, lo que hace sospechar que el foco de infección inició allí.

El caso se dio a conocer después de que los padres de la niña hayan recorrido varios hospitales públicos buscando atención médica para su hija por una infección en la lengua. Finalmente, la pequeña empeoró su cuadro y falleció en Capiatá.

Los nombres de la niña y de sus padres se omiten en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctima.

Dejá tu comentario