Arte y Espectáculos

Filme sobre Queen da la sorpresa en Globos de Oro

 

El filme sobre la historia de la banda británica Queen Bohemian Rhapsody recibió el domingo el Globo de Oro a mejor película dramática en una inesperada victoria sobre A Star is Born, y la cinta sobre la era de la segregación Green Book fue nombrado mejor comedia o musical.

El mexicano Alfonso Cuarón ganó el Globo de Oro a mejor director y, como se esperaba, su película semiautobiográfica Roma fue nombrada mejor película extranjera.

En una noche de sorpresas, Rami Malek ganó al premio a mejor actor dramático por su interpretación del fallecido vocalista de Queen, Freddie Mercury, en Bohemian Rhapsody, y Glenn Close fue reconocida como mejor actriz dramática por su rol en The Wife, imponiéndose sobre la favorita Lady Gaga en A Star is Born.

Lady Gaga, cuya actuación en la película fue su primer rol principal después de una exitosa carrera musical, se llevó el galardón a mejor canción original por Shallow.

Los actores británicos Olivia Coleman (The Favorite) y Christian Bale (Vice) se llevaron a casa los principales premios de actuación en una comedia o musical.

Los Globos de Oro, organizados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, son los primeros galardones importantes en la cuenta regresiva para los Oscar en febrero.

EN LA TEVÉ. En televisión, los grandes vencedores fueron la serie de suspenso de la Guerra Fría The Americans, la nueva comedia The Kominsky Method y la serie corta The Assassination of Gianni Versace.

Además, se entregaron premios honoríficos a dos leyendas como Carol Burnett y Jeff Bridges, que iluminaron la gala sosa e irregular, lastrada por las inocuas aportaciones de sus presentadores, Andy Sandberg y Sandra Oh.

El monólogo inicial de la pareja, habitualmente el plato fuerte para los conductores de la ceremonia, quedó frío y palideció frente a los afilados coloquios de Ricky Gervais o los del tándem formado por Tina Fey y Amy Poehler.

Vestida de negro con una chaqueta en tono tierra con brillos y vivos en las mangas y el cuello en marrones y negros, Burnnett hizo hincapié en su amor por la televisión. Bridges, por su parte, recibió el premio entusiasmado y acabó su largo discurso con una celebración de la vida (”¡Estamos vivos!”) y un mensaje optimista respecto al futuro de la sociedad. Reutes-AFP-EFE

Dejá tu comentario