Sucesos

Fiesta en Tacumbú por el día de la patrona de los presos

 

Cerca de las 10.30 de la mañana de ayer, llegó hasta el portón principal de la cárcel de Tacumbú Rubén Cazeneuve, un hombre que estuvo muchos años privado de su libertad en la penitenciaría más grande del país y que, a pesar de haber recuperado su libertad, vuelve cada tanto a visitar a sus ex compañeros.

No llegó con las manos vacías, sino que contrató al grupo colombiano Sahagún Vallenato para que brinde un show exclusivo en el marco de los festejos por el Día de la Virgen de la Merced, patrona de las cárceles.

La fiesta se llevó a cabo en todos los niveles del penal: desde el sector conocido como vip, donde servían carne asada de la mejor, así como los demás sectores como baldosería y otros pabellones donde se sirvieron más de 3.000 viandas de pollo con ensalada y una gaseosa.

Las actividades comenzaron a las 10.00 de la mañana con una celebración eucarística presidida por el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela.

De la misa participó el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, quien llegó al lugar bajo fuertes medidas de seguridad, cuyos efectivos no permitieron el ingreso de los medios de prensa.

A su salida del penal, Ríos admitió que queda mucho por trabajar, sobre todo para bajar los índices de superpoblación en la mayoría de los centros penitenciarios del país. “Estamos con muchas falencias. Hace un mes que estoy en el cargo, debemos mejorar muchas cosas, sobre todo buscar la humanización de las cárceles”, expresó el secretario de Estado para luego agregar: “Hoy en día es casi imposible trabajar con las personas privadas de libertad porque tenemos superpoblación”.

Actualmente, 14.770 personas pueblan los 16 centros penitenciarios de todo el país.

Dejá tu comentario