Economía

FFAA tendrán más recursos para equipamiento y Policía sufre recorte

 

El proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2020 prevé menos recursos para inversión en equipamiento policial, pero aumenta el fondeo para la compra de equipos para uso de la milicia.

La propuesta presentada por el Ejecutivo al Congreso a fines del mes pasado asigna un total de G. 2,92 billones al Ministerio del Interior, lo que representa un crecimiento general del 4,7% frente al plan de gastos en vigencia.

De ese total, la mayor parte irá a parar a salarios: G. 1,63 billones. Dentro de eso se incluye la creación de 2.408 cargos operativos para aumentar la presencia de efectivos en las calles.

Sin embargo, a pesar de la ola de inseguridad en las calles, la institución policial recibirá un duro recorte en el rubro 550, cuyo objetivo es la inversión en equipamiento de seguridad. En este concepto, Interior recibirá G. 26.664 millones en el 2020, frente a los G. 38.012 millones que tiene asignado en este ejercicio fiscal. En términos porcentuales, la disminución es del 30%.

Por el otro lado, el Ministerio de Defensa, que administra los gastos de las Fuerzas Armadas (FFAA), tiene un presupuesto de G. 1,88 billones, cifra que es superior en 6,3% a lo previsto en este año. De acuerdo con el documento pendiente de análisis en el Congreso, la mayor parte del plan de esta institución también va a parar a salarios: G. 967.879 millones.

En cuanto a los recursos para equipamiento de seguridad, el PGN 2020 destina G. 39.218 millones a la milicia, lo que es superior a los G. 35.069 millones de este 2019. En porcentajes, la variación alcanza el 11,8%.

INSUFICIENTES. El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, había solicitado al Ministerio de Hacienda una ampliación adicional de USD 200 millones (G. 1,27 billones) para el PGN 2020.

FFAA TENDRÁN MÁS RECURSOS PARA EQUIPAMIENTO.png

Según había dicho el secretario de Estado, el 50% de esos recursos extras se destinarían a la incorporación de nuevos policías, mientras que el 50% restante iría a inversiones en infraestructura y en equipamientos.

Este pedido volvió a cobrar relevancia en los últimos días luego de los últimos acontecimientos de inseguridad registrados en el país, especialmente tras la fuga del narcotraficante Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, en el que murió el comisario Félix Ferrari. El ministro de Hacienda, Benigno López, afirmó que se reuniría con Villamayor para ver de dónde se pueden sacar recursos para aumentar la seguridad en las calles.

De acuerdo con los datos de la Comandancia de la Policía Nacional, la institución tiene en la actualidad en nómina aproximada de 24.000 efectivos, hombres y mujeres.

De ese total, no obstante, 10.000 efectivos no están afectados directamente a la labor policial, que es garantizar y velar por la seguridad de la ciudadanía. Estos funcionarios están destinados en la actualidad a áreas administrativas, de sanidad médica y grupos tácticos especiales de reacción, como también a cobertura de edificios públicos y escoltas de autoridades.

Con esos datos, se puede concluir que 14.000 son los policías afectados a la labor de seguridad pública, los que se dividen por turnos.

Serpaj cuestiona el incremento del gasto militar

Para el Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj), el alto monto destinado cada año a las Fuerzas Armadas (FFAA) en concepto de inversión en equipamiento no tiene ningún sentido, ya que no se traduce en una mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.
El representante de la organización, Vidal Acevedo, indicó que no existe lógica que pueda justificar el gasto de tanto dinero en un país donde no hay hipótesis de conflicto bélico.

“No hay razón para gastar tanto dinero en las Fuerzas Armadas. ¿A quién brinda seguridad hoy la milicia? ¿A los sojeros, estancieros, terratenientes?”, se preguntó.
Subrayó que es más conveniente reasignar esos recursos a mejorar la seguridad interna, a la educación de los niños y jóvenes, o a programas que tengan como objetivo mejorar la salud pública. “Hay que empezar a cambiar las prioridades”, resaltó Acevedo.

Dejá tu comentario