Nacionales

Fenaes plantea modificar objeción de conciencia y SMO

La Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes) plantea un proyecto de ley para modificar artículos de la objeción de conciencia y del servicio militar obligatorio.

La titular de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), Karina Gill, manifestó en conferencia de prensa que la objeción de conciencia y el servicio militar obligatorio (SMO) no se basan en la realidad de los jóvenes.

Plantean un proyecto de ley con el objetivo de modificar ambas normativas para que sea una cuestión integral para los jóvenes que estén en Paraguay.

Igualmente, Gill sostuvo que tanto la objeción como el SMO “no se basan en la realidad” de las personas que están en edad de hacer el servicio.

Nota relacionada: Comisión Permanente analizará si convoca a sesión para tratar SMO

La joven indicó que hay 100.000 hombres “fuera del sistema”, de los cuales el 64% no terminaron el colegio y trabajan más de ocho horas de manera informal y el 45% ni trabaja, ni estudia (conocidos como ni-ni).

“Creemos que con esta ley vamos a poder ayudar a los compañeros”, agregó la dirigente estudiantil.

La titular de la Fenaes consideró que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, está dejando de lado cuestiones sensibles como la educación.

En vez de insistir con el SMO para los jóvenes, la gremialista consideró que debería apuntar a que el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) o el Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral les abran las puertas.

Nota relacionada: Menores de edad no pueden ingresar al SMO por ley

De esa forma, recibirían capacitación y podrían ingresar al ambiente laboral.

Este viernes llegaron hasta el Congreso, donde se reunieron con algunos senadores como Enrique Salyn Buzarquis, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Hugo Richer y Esperanza Martínez, del Frente Guasu.

Buzarquis consideró que la mejor revolución que puede hacer el jefe del Ejecutivo es apostar por la educación. Por su parte, Richer consideró que no hay una política pública para la juventud.

Dejá tu comentario