Economía

Felippo coincide en que hay “empresarios corruptos”

 

El directivo de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, dijo que estaba totalmente de acuerdo con las manifestaciones del titular de Aduanas, Julio Fernández, de que en la estructura del contrabando también están empresarios corruptos.

El empresario textil Guillermo Caballero Vargas había denunciado recientemente que “en Aduanas existe una rosca muy fuerte que impide afrontar con éxito cualquier medida que se pueda tomar contra la entrada ilegal de productos textiles al país”.

La réplica no se hizo esperar por parte de Fernández, quien afirmó que “también es difícil combatir a empresarios corruptos”, en alusión a que estos también son responsables del flagelo del contrabando y que, en este caso, “el tango en este caso no solo se baila de a dos, sino de a tres”.

Felippo dijo que estaba totalmente de acuerdo con lo que señaló el director de Aduanas. “Es más, la corrupción es a nivel empresarial. A qué se le llama empresario, se le llama empresario a toda persona que maneja un volumen de negocios, pero hay empresas preparadas para trabajar en el contrabando”, aseveró.

Requerido, a su criterio, cuál sería la salida efectiva de combate, consideró que se podría encontrar una solución a partir de que la Secretaría de Tributación comience a cerrar el círculo de manera a que, quien importa productos de contrabando, no tenga a quién vendérselo.

“Para eso nosotros necesitamos que se amplíe lo máximo posible el sistema de cobrar impuestos y no cuando se hablaba o se habla de que el impuesto a la renta personal (IRP) tiene que ir a las personas de más bajos ingresos. Claro que puede ir, pero debe ser todo deducible y pueda realizar una fácil presentación de sus balances”, enfatizó.

URUGUAY. Por otra parte, Fernández estuvo la semana pasada por Montevideo, Uruguay, a fin de gestionar la forma de obtener información anticipada de productos de importación paraguayos que pasan por ese puerto, a fin de poder ejercer un control más efectivo y evitar el ingreso ilegal de mercaderías.

En este contexto, Aduanas puso en práctica el Siveca, un sistema tecnológico que le permitirá conocer anticipadamente la cantidad y facturas de los productos con origen en China Continental y Hong Kong. Estos, al llegar al país no podrán variar y, en el caso de que esto ocurra, se trataría de un caso de subvaloración y contrabando.

Las mismas gestiones ya están en marcha desde el año pasado con los Estados Unidos, a fin de aprobar por acuerdo oficial, la obtención de datos anticipados de las compras en ese país desde Paraguay.

Un informe estadístico presentado por Aduanas, da cuenta de que en el 2017 registró contrabando de productos por 752 millones de dólares en productos electrónicos y que generó una evasión de alrededor de 46 millones de dólares para el Fisco. Fernández subrayó que en el 2018 se redujo el 51 por ciento la evasión y solo fue de 6,9 millones de dólares.

Dejá tu comentario