Interior

Fassardi: Obligados a acarrear agua de un arroyo para beber

 

Pobladores de la localidad de José Fassardi, Departamento del Guairá, se ven obligados a consumir el agua de un arroyo de la zona, ya que no cuentan con un pozo artesiano que les provea el vital líquido, debido a la sequía. Exigen a las autoridades estatales que urjan una solución inmediata.

Unas 200 personas de la compañía Ñu Pyahu del distrito de José Fassardi se manifestaron ayer para repudiar la desidia total de las autoridades locales e incluso contra el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, por dar ayuda a los venezolanos y obviar las necesidades de sus propios paisanos, según indicó uno de los vecinos, César Venialgo.

Mencionó también que la situación es bastante triste y que se sienten abandonados. “Aquí hay muchos niños y ancianos que se enferman y no contamos con agua potable. Nuestra única alternativa es beber agua del arroyo”, señaló Venialgo.

Por su parte, Ilda Gauto dijo que toda su vida enfrentó la carencia de agua potable en la zona y que gracias a las reuniones constantes con los vecinos pudieron elaborar un proyecto que nunca fue ejecutado por los organismos estatales.

historia repetida. Indicó que son dos arroyos los que abastecen de agua a los vecinos, ya que los pozos de la zona quedaron sin agua debido a la sequía reinante, como cada año, en esta localidad. “Todas las autoridades que vienen acá nos prometen una solución, pero nos dimos cuenta de que solo están para mentirnos. Es muy triste tomar agua del mismo lugar donde toman vacas y caballos. Cuando llueve no se puede tomar. Estamos desesperados”, señaló Gauto, quien a su vez reclamó la falta de caminos en buen estado y puentes que puedan facilitar el tránsito de padres que llevan a sus hijos a la escuela.

El concejal Melanio Giménez, quien también se manifestó por la falta de agua potable en la zona, dijo que un vecino donó parte de su terreno para la perforación de un nuevo pozo y que se ha presentado un proyecto al Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (Senasa) hace unos 6 años atrás, pero que hasta ahora no hubo respuesta por parte de las autoridades competentes.

Comentó que incluso los funcionarios del Senasa han hecho un estudio del terreno donado, pero que el proyecto nunca avanzó.

“Creo que a estas alturas la sociedad ya no merece que se abastezca con agua de un arroyo”, finalizó el edil.

Dejá tu comentario