Mundo

Facebook infló su métrica de alcance potencial para engañar a anunciantes

Facebook supo durante años que la métrica publicitaria de "alcance potencial" estaba inflada y anuló advertencias de empleados que solicitaban ajustarla.

Marcos Christensen, el consultor de fraude publicitario, y cofundador de Time for Digital, explica su punto de vista sobre los riesgos que enfrentan los anunciantes que no cuentan con un sistema de medición independiente.

El año pasado salió a la luz una investigación afirmando que Facebook conocía una sobreestimación, en métricas de alcance, que escondió deliberadamente, ya que esto podría haber generado una caída en sus ingresos.

Lea más: Facebook cambia su diseño para dar más control al usuario frente al algoritmo

Un juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el norte de California reveló secciones de un documento judicial previamente oculto, que forma parte de una demanda colectiva en nombre de DZ Reserve. La demanda afirma que la red social infló su métrica de alcance potencial para engañar a los anunciantes.

En base a lo expresado en ese documento, Facebook supo durante años que la métrica publicitaria de “alcance potencial“ estaba inflada y anuló advertencias de empleados que solicitaban ajustarla. Esto, para evitar un impacto en sus ingresos informó el sitio digital insiderlatam.com.

Nota relacionada: Encuentran datos de millones de usuarios de Facebook expuestos en la red

Según trascendió, la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, reconoció problemas con la métrica de alcance potencial en un correo electrónico interno.

Muchos anunciantes toman decisiones de compra de medios en base a la métrica que muestra la cantidad de “personas alcanzables“.

De acuerdo a los mismos empleados de Facebook, la métrica en realidad mide la “cantidad de cuentas“, dato que incluye cuentas duplicadas o falsas, lo que hace que sea engañosa si se considera como el numero de personas reales.

Tomando estas métricas, el anunciante decidirá incrementar o disminuir la pauta en el medio. Con lo cual, si se trata de métricas “infladas”, estará basando sus decisiones en datos adulterados intencionalmente para incrementar la inversión de los anunciantes.

Según el documento judicial antes mencionado, un gerente de producto propuso corregir la métrica y que en lugar de aludir a “personas“, la métrica recibiera la denominación de “cantidad de cuentas“, pero el equipo de liderazgo de Facebook rechazó la idea porque hubiera causado un impacto “significativo” en los ingresos.

Le puede interesar: Instagram trabaja en una versión de la app para niños

La demanda afirma que Facebook descubrió que eliminar cuentas duplicadas o falsas del número total causaría una caída del 10% en los números de alcance potencial en las campañas publicitarias.

Es por estas razones que la mayoría de los anunciantes en la industria publicitaria, tanto al pautar en digital como en TV, radio o vía pública, basa sus métricas de audiencia en medidores independientes y regulados.

Justamente, el objetivo es tener una medición sin conflicto de intereses (certeza vs ingresos) y no caer en el riesgo de que los que directivos de una empresa decidan no corregir un error para evitar una caída en sus ingresos.

Algunos clientes pueden suspender temporariamente sus pautas, pero al poco tiempo volverán a confiar (o a pretender confiar) y a utilizar las métricas internas nuevamente. Métricas que no se corrigen, aunque estén mal, para evitar una caída en la facturación: básicamente, una estafa.

Dejá tu comentario