Economía

Expo da un mensaje esperanzador y lanza suaves críticas al Gobierno

Titulares de gremios productivos lamentaron baja calidad del gasto, reforma tributaria, inseguridad; pero elogiaron al oficialismo en el campo internacional, con los acuerdos logrados.

Referencias a la inseguridad, objeciones a la reforma tributaria, a la mala calidad del gasto público e invasiones fueron el cóctel de los reclamos, ciertamente ligeros y suaves, desde el sector productivo al Gobierno nacional, en el marco del acto protocolar de inauguración de la Expo 2009.

Gustavo Volpe, titular del gremio manufacturero, dio al inicio un mensaje esperanzador sobre la situación económica. Sostuvo que se vivió un primer semestre muy difícil, “pero las cosas están comenzando a mejorar y las señales de mejoras dan confianza de que este segundo semestre será mucho más positivo”.

Anoche se escucharon los discursos de los principales referentes de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Asociación Rural del Paraguay (ARP), quienes no lanzaron muchos dardos de grueso calibre a las autoridades nacionales y más bien brindaron expresiones de cierta preocupación, pero también con carga de elogios a algunas políticas públicas ejecutadas por el presidente Mario Abdo Benítez, presente junto a su esposa y sus ministros en el palco oficial.

No obstante, en el marco de la crítica en torno a la recientemente sancionada reforma tributaria, dijo que es importante que el Gobierno demuestre un combate frontal a la informalidad, pero que también es fundamental que las reformas sean instrumentos de desarrollo económico. “Lastimosamente, en la reforma que se impulsa actualmente se perdió la oportunidad de incluir una visión de desarrollo de la industria. Cobrarle impuestos a la exportación de productos industrializados va en contra de una política de desarrollo industrial”, sostuvo.

En torno a la calidad del gasto público, remarcó que como contribuyentes, los empresarios están hartos de seguir pagando salarios por cargos innecesarios, o cuyas sumas sencillamente no se corresponden con las funciones asignadas. “Este Gobierno debe cumplir con su promesa de mejorar la calidad del gasto en el menor tiempo posible, si desea conservar la credibilidad de la ciudadanía”, agregó el industrial.

Por su parte, el presidente de la ARP, Luis Villasanti, se refirió al futuro de los mercados de la carne. Pidió que se abran nuevos mercados y que en los existentes haya un mercado libre. “Pedimos a la República de Taiwán que no imponga cupos de compra, queremos competir sin restricciones en un libre mercado”, dijo.

Al tiempo de felicitar al Gobierno por las gestiones para lograr un acuerdo Mercosur-Unión Europea, Villasanti pidió que se ponga atención en el mercado chino.

El dirigente gremial también lanzó duras críticas contra la complicidad política de las invasiones a la propiedad privada, al tiempo de exigir garantías para los productores.

Dejá tu comentario