Economía

Exenciones cubren casi todo el déficit previsto para 2020

 

Las exoneraciones de impuestos que prevé el Fisco dentro del proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2020 cubren casi el total del déficit fiscal proyectado para el ejercicio.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda, las exenciones tributarias que otorgará el Estado el año próximo alcanzan los G. 3,7 billones (USD 588 millones); mientras que el déficit planteado es de G. 3,9 billones (USD 618 millones).

Es así que con las exoneraciones de impuestos que serán otorgadas el año que viene se podría cubrir el 95% del déficit proyectado (ver la infografía).

En nuestro país existen actualmente unos 64 incentivos o beneficios que tienen como fin reducir la carga impositiva para diversos sectores económicos, según el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT). Estas exenciones se dan, principalmente, sobre el impuesto al valor agregado (IVA) y los impuestos a la renta (Iracis e IRP).

El déficit fiscal, por su parte, se produce cuando los gastos que tiene el Estado son mayores a los ingresos, pero no puede superar al 1,5% del PIB, de acuerdo con la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF).

bonos. Las exoneraciones previstas para el 2020 son incluso mayores que el endeudamiento vía bonos que proyecta el Gobierno para el ejercicio entrante.

De acuerdo con el documento entregado al Parlamento, se emitirán títulos del Tesoro por un valor de USD 547 millones el año que viene, lo que representa USD 41 millones menos que las exenciones impositivas.

Si ese monto se compara con la estimación de recaudación, el gasto tributario representa el 14,5% de lo que el Fisco espera recaudar.

Estos incentivos han sido objeto de cuestionamientos en reiteradas ocasiones por parte de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el CIAT, pero el Gobierno poco ha avanzado al respecto.

En la reciente reforma tributaria, pendiente de sanción del Congreso, Hacienda eliminó una serie de deducciones en el régimen del IRP y en el IVA agroexportador.

No obstante, según la cartera, estos beneficios fiscales tienen como fin, principalmente, reducir precios de productos elementales para la gente, como los artículos de la canasta básica y los medicamentos, que actualmente tributan solo el 5%. Además, en renta, el objetivo es incentivar la inversión privada.

Embed

Dejá tu comentario