Política

Ex presidente del Indert maniobra para quedarse con tierras de Barbero

Las tierras conocidas como Colonia Barbero Cué, en San Pedro, fueron donadas por la República de Italia al Gobierno paraguayo el 14 de junio de 2012, un día antes de la masacre de Curuguaty.

Por César Larré

Twitter: @larrepy

Las tierras ubicadas en la zona de Aguaraymí, Naranjaty y conocidas como Colonia Barbero Cué, del distrito de San Pedro de Ycuamandyyú, Departamento de San Pedro, que fueran donadas por la República italiana al Gobierno paraguayo, están a punto de ser rematadas mediante maniobras judiciales impulsadas por el ex presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Luis Ortigoza.

Se trata de 17.343 hectáreas de tierras correspondientes a la Finca Nº 231 Padrón Nº 682, propiedad del Gobierno italiano donadas a la República del Paraguay el 14 de junio de 2012, en un acto que por la envergadura del hecho, tuvo lugar en Palacio de López con presencia del entonces presidente Fernando Lugo.

La Ley de la República Nº 4.732 en su artículo 2 refiere a la donación de las tierras: "La República del Paraguay no requerirá a la República Italiana el pago de impuestos, tasas u otras contribuciones que pudieran pesar sobre el citado inmueble (...)", dice parte del documento.

El lugar está ocupado hace varios años por más de seis mil familias campesinas nucleadas en la comisión vecinal Un pedacito de Italia.

Sobre el inmueble en cuestión existe un expediente caratulado: "Benjamín Adaro Monzón e Ignacio Luis Ortigoza contra el Gobierno italiano sobre Juicio Ejecutivo", tramitado ya desde el año 2011.

El juicio ejecutivo promovido por Ortigoza y su colega Adaro Monzón el 18 de febrero de 2011 fue derivación de la venta por parte de la Municipalidad de San Pedro de Ycuamandyyú, del 50 por ciento de la deuda del Gobierno italiano en concepto de impuesto inmobiliario de G. 130.702.129. En ese sentido, aproximadamente G. 65 millones fueron desembolsados a la Municipalidad por Ortigoza y Monzón.

El valor de la propiedad asciende a más de G. 4.000 millones.

En ese entonces, el intendente de San Pedro de Ycuamandyyú era el liberal Pastor Vera Bejarano, actual diputado por el Departamento de San Pedro. El mismo, ante una escribana en Asunción, el 16 de diciembre de 2010; vende, cede y transfiere a favor de los señores Adaro Monzón e Ignacio Ortigoza, todos los derechos y acciones que le pudieran corresponder al Municipio de San Pedro en concepto de obligaciones tributarias impagas contra el Gobierno italiano. Lo que realizó la Municipalidad reprodujo Ortigoza el 5 de abril de 2011, al vender todos sus derechos y acciones a su socio Adaro Monzón, aunque quedó con personería habilitada.

Tras producirse la donación de las tierras al Estado paraguayo, en menos de un mes, el 2 de julio de 2012 asume el liberal Luis Ortigoza al frente del Indert. Durante su gestión llevó adelante una mensura de la propiedad que extrañamente arrojó el resultado de solo 14.090 hectáreas.

El 15 de abril de 2013 Ortigoza fue destituido del cargo por varias irregularidades y seis meses después, el 4 de octubre, a sabiendas de la donación de las tierras al Gobierno paraguayo, solicitó al juez del fuero Civil Comercial y Laboral de San Pedro, Guillermo Lezcano, se dicte sentencia de embargo ejecutivo para llevar adelante el remate judicial, a lo que el magistrado respondió favorablemente el 31 de octubre de 2013, resolviendo llevar adelante la ejecución perseguida por Ortigoza y Monzón.

El 31 de enero del año en curso, el actual intendente de San Pedro del Ycuamandyyú, Juan Carlos Rodríguez (ANR) dispuso a favor del Gobierno italiano la exoneración del impuesto inmobiliario a partir del año 2012. En este punto cabe recordar la Ley Nº 4732 citada anteriormente. El pasado 2 de mayo, Luis Ortigoza presenta una liquidación de gastos e intereses correspondientes a la ejecución, que arroja la suma de G. 258.790.638. El 9 de julio, los campesinos de la Colonia Barbero denunciaron en el Jurado de Enjuiciamiento al juez de San Pedro, Guillermo Lezcano, quien se apartó de la causa. Según fuentes, el expediente habría pasado al Juzgado de Santaní.

Andrés Barbero donó las tierras en 1951 al Estado italiano, con la intención de que pueda servir para la radicación de colonos de su país, lo que nunca se concretó.

Dejá tu comentario