Nacionales

Ex pareja de Dalma relata su vivencia con la familia asesinada

La ex pareja de Dalma Rojas, Ever Barrios, contó que la familia asesinada solicitaba préstamos con identidades falsas y que él fue chantajeado, en su momento, por la madre de la joven para que colabore en ese esquema. También recordó a la joven fallecida como alguien carente de cariño.

Ever Barrios, primer marido de Dalma Rojas, reveló varios datos sobre ella y la familia asesinada en el crimen macabro de Asunción. Explicó que se dedicaban a usurpar identidades para solicitar préstamos en varios bancos.

El hombre estuvo casado con la mujer entre el 2010 y 2013 y tuvieron un hijo, Santino, el niño que también fue víctima de la masacre, según precisó el joven a radio Monumental 1080 AM.

De acuerdo a su relato, Elba Rodas, madre de Dalma, lo denunció en aquel tiempo por supuesta coacción sexual. Por ese caso se le fue otorgado la prisión domiciliaria en la misma casa de la mujer, quien figuraba como víctima en la causa.

"Estuve seis meses en su casa cumpliendo la prisión domiciliaria. Ella misma (Elva) solicitó esta medida para manipularme, la familia me presionaba mucho para que les ayude en las estafas", explicó.

Al respecto, recordó que eran sus suegros, Elba y Julio Rojas del Valle, quienes presionaban para cometer los delitos. Acerca del hombre, mencionó que era ludópata y en realidad era el padre biológico de Dalma y no su padrastro, como lo presenta la Fiscalía.

Nota relacionada: El crimen macabro de una familia que horroriza a Paraguay

Barrios comentó que los ayudó en una ocasión. Indicó que Dalma contrató a otro joven para utilizar una identidad falsa y solicitar un préstamo en un banco de Itá. Sin embargo, fueron descubiertos y los tres quedaron aprehendidos.

Por aquel hecho, Barrios pasó nueve meses preso. Al salir de prisión, aunque no precisó si solo fue beneficiado con medidas alternativas, decidió que ya no quería vivir en Paraguay.

Charló con Elba Rodas para explicarle que quería mudarse, pero necesitaba un sobreseimiento de la causa de coacción sexual. "Ella respondió que me ayudaría, pero con una condición: 'No digas nada, simplemente andate', me dijo", rememoró.

Finalmente, fue sobreseído por el caso de coacción y desde el 2014 se radicó en el Brasil y renunció a su nacionalidad paraguaya. Sin embargo, no perdió contacto con Dalma, quien debía enfrentar un juicio oral por estafa.

Más detalles: Abren dos investigaciones al fiscal de Itá por coacción a una procesada

Ever Barrios contó que su ex pareja, convencida por su madre, presentó una denuncia falsa por acoso sexual contra el fiscal de la causa, Humberto Houdin. "Eso era totalmente falso. El objetivo era no ir a juicio oral", argumentó.

Según el hombre, en ese momento la mujer recibió libertad ambulatoria porque estaba embarazada. El pasado 19 de septiembre, ella tenía una audiencia preliminar, a la cual ya no se presentó.

También reveló que luego mantuvo una relación con un hombre identificado como Carlos Miranda, quien supuestamente la maltrataba.

Podés escuchar la entrevista completa en Radio Monumental

En los últimos días se viralizó un supuesto mensaje de Miranda en la cuenta de Facebook de Dalma. "No saben que sos una maldita asesina psicópata (...) ¿Cuántas personas ya tenés contadas, todo por ganar plata, mi amor?", reza una parte de la publicación.

Relación con Bruno

Barrios recordó que dejó de hablar con Rojas en septiembre del 2017, meses después de iniciar su relación con Bruno Marabel.

Comentó que Marabel y Rojas tenían una buena relación, hasta que ella empezó a comunicarse con Barrios a través de otro perfil de Facebook. "Me escribió: 'Si mi marido descubre que hablo, me va a ir mal'", relató.

Mencionó que Dalma amaba profundamente a Bruno Marabel y que practicaba boxeo solo para agradarle. "Era una excelente persona, era soñadora. Lo único que quería era un marido que la quiera. Era carente de cariño", rememoró.

Te puede interesar: Bruno Marabel y Dalma Rojas se casaron en enero pasado

Cuando el hombre se enteró del asesinato en Asunción, quedó impactado y fue hospitalizado. Explicó que su sueño era que Santino, niño asesinado en la casa del terror, y su otro hijo, con quien vive en Brasil, se conocieran.

Además, pensó que el crimen fue por un ajuste de cuentas. Hace unos años, la familia colaboró con el entonces fiscal Arnaldo Giuzzio, para atrapar a un magistrado que, supuestamente, realizaba coimas. Este fue destituido del cargo y los amenazaba de muerte.

Finalmente, Ever Barrios se puso a disposición de la Fiscalía para volver a Paraguay y prestar declaración. Pero teme perder su libertad porque fue declarado en rebeldía por el caso de supuesta estafa.

Dejá tu comentario