Economía

Ex ministro advierte sobre una mayor salida de divisas

Comienza una tendencia de mayor salida que entrada de divisas en las cuentas del país, como resultado del manejo fiscal y la caída del precio de los productos de exportación, según ex ministro de Hacienda.

La economía paraguaya está marcando nuevas tendencias en sus números macro, respecto al comportamiento que exhibió en los últimos años. El Banco Central del Paraguay (BCP) pronostica que este año la cuenta corriente del país (mayor salida de divisas que ingreso) tendrá un déficit del -0,6% del Producto Interno Bruto (PIB), que se da por primera vez desde el 2015.

El economista y ex ministro de Hacienda César Barreto considera que esta tendencia se mantendrá por lo menos lo que dure el actual gobierno presidencial, a niveles de entre 1 y 2 puntos del PIB, y que se relaciona con el aumento del endeudamiento público y la caída de los precios internacionales de los productos de exportación del país.

Recalca que se cuenta con un saldo negativo de la cuenta corriente ya para el 2018, de alrededor del 1,5% del PIB, que constituyen unos USD 600 millones. “El gasto agregado en la economía interna se va alineando con lo que es el déficit del sector público paraguayo financiado por emisión de bonos soberanos que está haciendo el Estado ya continuamente”, sostiene.

Reconoce que una cuenta corriente deficitaria deja al país en una posición más debilitada para enfrentar eventuales crisis internacionales, pero calificó a la situación como de una “vulnerabilidad moderada” que debe corregirse mediante el equilibrio de las finanzas públicas.

“Venimos de años de superávit en cuenta corriente porque los precios de la soja y de la carne nos permitieron tener ingresos extraordinarios importantes de divisas, que terminó convirtiéndose en un saldo superavitario y que lo acumulamos en términos de reservas internacionales en el Banco Central”, recuerda.

“Esta tendencia cambia: los precios de los commodites han caído, el nivel de gasto de la economía ha ido subiendo, tenemos un déficit fiscal que no teníamos antes, todo esto va a ir presionando a que vayamos a vivir con un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos ya de manera permanente en los próximos años. Es un cambio de tendencia porque la economía ha cambiado en su dinámica y en su funcionamiento”, agrega.

En el 2015, el BCP registró una cuenta corriente deficitaria de 1,1% del PIB; en el 2016, esta cifra se revirtió hacia el superávit y cerró en 1,5%. El resultado positivo se repitió en 2017 y en 2018 se proyecta todavía un superávit.

Respecto a la posición en que se encuentra el país para enfrentar situaciones adversas que provengan desde el plano internacional, en este escenario de cuenta de corriente deficitaria, el miembro del Directorio del BCP Diego Duarte considera que la estructura económica paraguaya ha logrado diversificarse en su oferta de productos y servicios. “Eso nos ha dado posibilidad de absorber ciertos shocks regionales o globales”, relata.

Asegura además que se cuenta con reservas internacionales adecuadas, que hasta el 4 de enero pasado se fijaron en USD 7.907 millones. “Si el influjo de dólares aminorase, tenemos reservas para enfrentar volatilidades puntuales, que de hecho ya lo hemos sentido desde mediados del 2018, con situaciones asociadas sobre todo con la crisis argentina. Tenemos fundamentos para poder navegar aguas más desafiantes”, dijo.

Dejá tu comentario