Sucesos

Eusebia Maíz fue asesinada por sus propios sobrinos, afirma Caballero


Se potencia la hipótesis de que Bernardo Coco y Antonio Ramón Bernal Maíz, los propios sobrinos de Eusebia Maíz, que integran el grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), fueron los que asesinaron a la mujer, en la noche del lunes, en Azote'y, y posteriormente hirieron a dos policías, afirmó el ministro del Interior, Carmelo Caballero.

Por Justiniano Riveros y Carlos Escobar | AZOTE'Y - CONCEPCIÓN

El secretario de Estado llegó ayer a la región, junto al comandante de Policía, Aldo Pastore, para interiorizarse sobre el horrendo crimen que conmociona a la población.

"Sí, ellos fueron, se puede potenciar esa hipótesis", aseveró Caballero sobre los hermanos Bernal Maíz. Dijo que los mismos lideran una nueva célula del EPP, que es la responsable de los últimos atentados en las estancias en la zona, cumpliendo pruebas para escalar en la estructura de la organización.

La asesinada Eusebia Maíz era hermana de Primitiva Maíz, madre de Antonio, Bernardo y Juana, esta última investigada como miembro del grupo logístico del EPP.

DETALLES. La manera en que asesinaron a Eusebia fue narrada por uno de sus hijos, de seis años de edad, a uno de sus tíos.

Ella fue tomada de rehén por dos encapuchados, que la llevaron hasta el fondo del patio. El niño lloró por su madre y agredió con una mordida a uno de los encapuchados, lo cual provocó la reacción del mismo, quien amenazó al menor y le dijo que se retire del lugar, según el relato.

El niño fue con sus dos hermanos a la casa vecina de su tía, desde donde escucharon, primero, un disparo y luego una fuerte explosión.

La hipótesis que manejan policías la zona es que los hermanos Bernal tomaron venganza por una presunta traición de su tía. Alegan que Eusebia formó parte del apoyo logístico del EPP, pero luego se convirtió en informante de la Policía, brindando datos que permitieron la captura de Néstor Ocampos, integrante del grupo, en marzo último.

SIN INCURSIONES. Hasta anoche de descartaban incursiones en la zona, en búsqueda de los que mataron a la mujer, según indicó el jefe de Orden y Seguridad de Concepción, comisario Ricardo Caballero.

Indicó que trabajarán fuertemente en recabar datos de los lugares donde se habrían refugiado, pero aseveró que existen hombres de las agrupaciones tácticas cubriendo zonas por donde se podrían movilizar los asesinos.

El ministro Caballero y el comandante de la Policía, Aldo Pastore, determinaron ayer trasladar la sede de la Segunda Zona Policial, a cargo del comisario Francisco Alvarenga, de Pedro Juan Caballero a Yby Yaú.

"Esto obedece a que este es el centro operacional de este grupo criminal; por ello decidimos que esté cerca el jefe de la zona policial", explicó Caballero.

Funcionarios de la Secretaría de la Niñez llegaron a brindar asistencia a los siete hijos que perdieron a su madre, y llevaron víveres para la familia. Esta mañana habrá una audiencia en el Juzgado de Concepción, donde se analizará la guarda provisional de los huérfanos.

<h2>"YO NO SABÍA EN QUÉ ANDABA MI SOBRINA", DICE UN FAMILIAR</h2>

Pánfilo Maíz, tío de la asesinada Eusebia Maíz, fue el único familiar que aceptó hacer declaraciones. Los demás se manejaron con hermetismo, demostrando mucho temor.

Pánfilo contó que su sobrina tenía 7 hijos, de los cuales los tres menores vivían con ella y los otros con sus tíos. El hijo mayor tiene 15 años.

Dijo que Eusebia era muy pobre, pero trabajadora, y que desconoce la causa del crimen, porque tampoco sabía en qué andaba. "Es difícil saber la causa, porque uno, cuando ya crece todo, hace sus cosas responsablemente. Yo no sabía en qué andaba mi sobrina, pero sí que era muy trabajadora", señaló.

SEEPELIO. En medio de escenas de dolor y congoja, los restos de Eusebia Maíz fueron enterrados ayer, a las 17.00, en el cementerio de Azote'y. Numerosos pobladores, escolares y docentes, acompañaron el cortejo fúnebre.

Dejá tu comentario