Política

Estudio de Itaipú del 75 advertía a los indígenas a no dejar sus tierras

Estudios históricos y antropológicos que impulsó la binacional al inicio del proyecto identifican a la comunidad Sauce, y ya señalaba que las recomendaciones eran que debían resistir el desalojo.

La Itaipú Binacional realizó una serie de estudios que se iniciaron en el año 1975, en la zona que sería de su influencia, donde ya se menciona a la comunidad indígena Avá Guaraní de Puerto Sauce, se cuenta que sus tierras no serían completamente inundadas y que deberían resistir en sus tierras a los intentos de desalojo que vendrían.

Indígenas de este mismo grupo, 44 años después, vuelven a la zona de sus tierras ancestrales a reclamar el despojo sufrido y exigir una reparación de la Itaipú. Sin embargo, la respuesta de la binacional ha sido hasta ahora una demanda de desalojo contra los nativos.

ESTUDIO. En la biblioteca de Itaipú se encuentran los informes de las Investigaciones históricas, socioculturales y arqueológicas del área de Itaipú, estudios coordinados por Gerardo Fogel que duraron desde 1975 hasta 1979, y cuyo principal interés era el futuro Museo de la Tierra Guaraní.

“En realidad, la motivación clave y el objetivo vertebral de todas las acciones, iniciativas y esfuerzos del proyecto reside en la concreción futura del Museo Regional de Itaipú”, señala en la introducción el propio Fogel.

Las investigaciones socioculturales del año 1975 estuvieron dirigidas por el antropólogo jesuita Bartomeu Melià, el general César Ramón Bejarano, el profesor Balbino Vargas Zárate y el señor Ruperto Gómez. Realizaron dos viajes, el primero del 19 al 24 de noviembre, y el segundo del 9 al 14 de diciembre de 1975.

Entre los grupos visitados figura la comunidad de Puerto Sauce, que estaba conformada por 190 personas (36 familias) y habitaban el lugar conocido como Paraguay Pyahu en una propiedad definida como Reserva 8 del Instituto de Bienestar Rural (IBR).

“En Puerto Sauce se ha orientado hacia un régimen de equiparar al indígena con el colono paraguayo, en una cesión de tierras hecha por un funcionario; sin embargo, no competente ni autorizado para efectuar ese tipo de trabajo”, detalla respecto a la situación de tenencia de la tierra del grupo.

Los comentarios del informe parecieran estar anticipando lo que ocurriría posteriormente cuando la Itaipú comienza a persuadir a los nativos a abandonar el lugar a través del llamado Proyecto Guaraní.

“En algunos casos, prácticamente no se han hecho gestiones de ningún tipo. Solamente algunas personas de paso por los lugares, dan alguna esperanza a los indígenas, y en el mejor de los casos, insisten en la recomendación de que no abandonen sus lugares, que se hagan fuertes en la ocupación, única manera de dar base a sus exigencias”, decían.

Melià relata que luego de ese año ya sufrió el exilio, y sostiene que el informe fue incompleto. Los textos del 76 en adelante ya no cuentan con su participación y en ellos señala que la zona de Puerto Sauce sería “parcialmente inundada por la represa de Itaipú”.

IMPACTO. La binacional desterró a un total de casi 60.000 indígenas en ambas márgenes del río Paraná (Lago de Itaipú), comunidades que vivían en el lado paraguayo y brasileño, que se visitaban mutuamente y eran prósperos, gracias a su relación con el río y la conservación de los bosques.

Hoy estos grupos exigen tanto en Paraguay como en Brasil que la Itaipú pague su deuda histórica.

LOS NARCOSOJALES DE ITAIPÚ: NEGOCIADO Y DESTIERRO BINACIONAL (XLIII)Datos. El cuadro indica que las tierras de Puerto Sauce eran de la Reserva 8 del IBR.LOS NARCOSOJALES DE ITAIPÚ: NEGOCIADO Y DESTIERRO BINACIONAL (XLIII)

Dejá tu comentario