Mundo

Estudiantes de todo el mundo marchan contra calentamiento

 

“Si cambia el clima, ¿por qué no cambiamos nosotros?”. Estudiantes de todo el mundo, de Hong Kong a Madrid pasando por Kampala, abandonaron el viernes las aulas y salieron a la calle a exigir medidas decisivas contra el calentamiento del planeta.

Wellington, Sídney, Bangkok, Atenas, Roma... a medida que avanzaba la jornada, miles y miles de jóvenes iban sumándose a esta huelga estudiantil internacional impulsada por la adolescente sueca Greta Thunberg para denunciar la inacción de los gobiernos.

“¡123 países!” , tuiteó la joven, de 16 años. En total, estaban previstas unas 2.000 manifestaciones en el planeta, según el sitio de la campaña FridaysForFuture.

Centenares de estudiantes secundaron a Thunberg, convertida en símbolo de este movimiento, frente al Parlamento de Estocolmo, donde la joven se ha venido plantando cada viernes en solitario desde hace varios meses para exigir a su gobierno que cumpla con el Acuerdo de París de 2015.

“No soy el origen de este movimiento. Ya estaba allí. Solo requería una chispa para encenderse“, dijo Thunberg, mientras un manifestante agitaba una pancarta con un juego de palabras en alusión a su compañera, propuesta esta semana para el Premio Nobel de la Paz: “Make the planet Greta again.”

Nueva Zelanda fue el punto de partida, con manifestaciones de centenares de estudiantes, incluido en Christchurch, donde el sangriento atentado contra dos mezquitas llevó a la policía a acordonar el centro de la ciudad.

“Están destruyendo nuestro futuro“, “No hay un planeta B“, rezaban algunas de las pancartas. La consigna más repetida fue: “Si ustedes no actúan como adultos, nosotros lo haremos.”

En Delhi, Shagun Kumari, de 13 años, denunció que sus “ojos sufren por la contaminación.” “Quiero un aire que no afecte mis pulmones y agua limpia que no me haga enfermar.”

En París, entre 29.000 jóvenes, según la policía, y 40.000, según los organizadores, desfilaron entre los monumentos del Panteón y los Inválidos. “Y uno y dos y tres grados es un crimen contra la humanidad“, se leía en algunos carteles.

Un grupo de jóvenes bloqueó durante tres horas la entrada de la sede del banco Société Générale en la Defensa, el barrio de negocios a las afueras de la capital francesa, para denunciar su financiación de proyectos nocivos para el clima.

En Bruselas, se congregaron 30.000 personas, según la policía, mientras fueron 10.000 en Berlín. AFP

Dejá tu comentario