Sucesos

Estafador usa messenger para extorsionar a jóvenes

Jorge Franco chateaba con adolescentes, como cualquiera lo hace hoy día. Pero con él la historia es diferente; supuestamente se hacía pasar por mujer, embaucando a sus víctimas, de quienes conseguía sus fotos íntimas para luego extorsionarlas.

Esta historia fue relatada por cuatro víctimas de 14 años a la fiscala Natalia Acevedo, de la unidad barrial número 7 de Asunción, informaron fuentes del Ministerio Público.

La fiscala imputó ayer a Jorge Omar Franco Dávalos (29) por coacción, extorsión y pornografía relativa a niños y adolescentes.

Las víctimas son de Trinidad, de Asunción

Franco fue detenido el jueves pasado a la tarde por efectivos de la Policía Nacional, sobre San Martín y Molas López, de Asunción.

La representante del Ministerio Público solicitó la prisión preventiva para el mencionado, en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

ENGAÑO. La fiscala explicó a la prensa que el imputado engañaba a sus víctimas mediante el messenger, que es un sistema de comunicación, en internet.

"A través de internet se hacía amigo de los chicos, del messenger, se hacía pasar por mujer, les decía que le muestren sus partes íntimas, les filmaba a través de la camarita, y los editaba", manifestó.

Continuó diciendo que "posteriormente les mostraba los videos a los jóvenes y los amenazaba con exponerlos a través del facebook o el orkut, si no le pagaban G. 1 millón".

El faceebook y el orkut son comunidades de internet, donde se pueden exhibir fotografías y videos, con sus respectivos detalles.

La fiscala indicó que Franco tardaba entre dos a tres meses, para entrar en confianza con sus víctimas.

"El decía: ?Mostrame tus genitales yo te muestro los míos', siempre haciéndose pasar por mujer. Las víctimas son cuatro menores de catorce años", precisó.

La agente fiscal detalló que Franco ya soportaba 15 órdenes de captura por distintos delitos, como ser posesión y tráfico de drogas, hurto, estafa y apropiación.

En un operativo encubierto, Franco fue detenido en el predio de una estación de servicios, poco después de recibir una mochila con dinero de parte de una de las víctimas.

Acevedo cree que existen más víctimas, así como posibles cómplices del imputado.

Dejá tu comentario