Nacionales

Estadísticas: Inseguridad e ineficiencia policial

IMPRESO. Los asaltos domiciliarios con toma de rehén, otros con derivación fatal, los ataques para el robo de celulares, y los atracos de motobandis en las calles marcan los terribles momentos que mucha gente pasó.

Por Víctor Cáceres y Fredy Aguilera

La ciudadanía se encuentra temerosa ante los últimos violentos asaltos acontecidos. Robos domiciliarios, balaceras, asaltos en cumpleaños y mucha violencia son el reflejo de la inseguridad.

Estadísticas de la Policía Nacional reflejan que, en comparación al año pasado, crecieron los actos delictivos.

La Policía hasta el momento no logra garantizar la seguridad a la ciudadanía. Los delincuentes, casi a diario, en las últimas semanas causaron estragos en barrios residenciales. Ni siquiera jueces o altos funcionarios públicos se salvan de los asaltantes.

El año pasado hubo 724 asaltos domiciliarios, mientras que en lo que va del 2008 ya se llega a la alarmante cifra de 606 casos. Estos números corresponden a todo el país.

Asimismo, en lo que va del 2008 acontecieron 783 casos de robo en la vía pública, que fueron denunciados.

Los números proporcionados por la Policía señalan que hubo un aumento de hechos en los últimos meses.

La Comandancia de la Policía Nacional había dispuesto en agosto pasado la supresión de las guardias policiales frente a bancos, financieras y centros comerciales, con el fin de asegurar mayor cantidad de uniformados en la calle.

Pese a la medida de la Comandancia, los hechos delictivos van en aumento.

La Policía Urbana Especializada (PUE), que opera en el centro de Asunción y la zona del microcentro, tampoco aporta mayores resultados, ya que según la encuesta reciente realizada por una organización civil, el casco histórico es el más inseguro de la capital.

DETALLES. En las últimas semanas, crecieron los asaltos domiciliarios, a negocios y a pequeños almacenes, según fuentes de la Policía.

En el caso de los asaltos domiciliarios, los delincuentes previamente estudian todos los movimientos de las víctimas. Después irrumpen en la residencia o esperan que algunas de los residentes ingresen a la casa para realizar el golpe.

En los asaltos domiciliarios, los delincuentes actúan entre cuatro o cinco, armados y de forma violenta. Si encuentran algún tipo de oposición, no dudan en intentar matar a su víctima. Cuando terminan el hecho, huyen en vehículos.

En el caso de los asaltos a negocios, actúan por lo general dos personas fuertemente armadas y utilizando una motocicleta que les sirve para un rápido escape.

Los delincuentes son temerarios en los asaltos a negocios y no dudan en matar a toda aquella persona que oponga resistencia. También estudian a sus víctimas antes de cometer el golpe.

Según fuentes policiales, los uniformados hacen lo que pueden, pero que carecen de recursos. Por ejemplo, existen 450 patrulleras para 797 comisarías.

La ciudadanía es la que sufre las consecuencias del aumento de la delincuencia.

ALGUNOS CONSEJOS ÚTILES

La Policía Nacional pide colaboración a la ciudadanía y proporciona una serie de recomendaciones para prevenir asaltos.

Pide que se asegure la casa desde el interior, si es posible con dispositivos de seguridad.

Solicita que se llame al 911 en caso de observar a personas con actitudes sospechosas en las cercanías de las casas o negocios.

Aconseja que nunca se permita la entrada a la casa de personas desconocidas.

Recomienda que no se exponga el teléfono celular cuando se transita por las calles.

No se debe caminar por lugares oscuros y evitar a la vez llevar cosas muy llamativas como las joyas.

En caso de sufrir un asalto, recomienda acudir inmediatamente a la comisaría más cercana para presentar la denuncia.

<span class="linksInteriorNota"> EDICIÓN IMPRESA</span>

<span class="linksInteriorNota"> EDICIÓN ELECTRÓNICA </span>

Dejá tu comentario