Economía

Essap pide una utilización racional del agua ante la crisis hídrica

 

La Essap promueve la campaña de concienciación para un uso racional del agua Cada gota cuenta, atendiendo el consumo elevado y a que el país se enfrenta a una crisis hídrica, según manifestó su presidente Natalicio Chase, teniendo en cuenta esta temporada de excesivo calor y mayor demanda del líquido vital por parte de la ciudadanía.

Chase informó que la producción de agua desde la Essap se encuentra en su límite, con 471.000 m3 por día, que es el mayor consumo registrado en la historia de la institución.

La Essap realizó inversiones, como plantas de tratamiento móvil y cuenta con una nueva planta en construcción en Viñas Cué, lo que permite abastecer en este verano a toda su red nacional. Sin embargo, existe el riesgo de que las máquinas se vean afectadas por el consumo excesivo y la posibilidad de no ofrecer agua tratada a la población, de acuerdo con manifestaciones del principal responsable de la entidad.

Recordó además que en el verano de 2018 se registraron inconvenientes en la provisión para las zonas altas de Asunción, como el barrio Tacumbú, y la ciudad de San Bernardino, que fueron subsanados y se abasteció a la demanda.

Pese a esto, la Essap cuenta con pedidos de asistencia a comunidades fuera de su red nacional, pero la institución no puede cumplir con el envío de camiones cisterna por encontrarse al límite de su producción, dijo Chase en entrevista televisiva.

El titular de la Essap recordó que la actual situación de sequía y falta de lluvias representan una crisis hídrica para todo el país, como se observa en la ciudad de Caapucú, dependiente de una red de saneamiento y que se encuentra sin agua en estos momentos. Misma situación se observa en otras regiones dependientes de lagunas o tajamares, según lamentó.

Uso racional. Chase indicó también que los principales usos indiscriminados del agua se dan en los sistemas de riego y en el lavado de automóviles y de veredas.

En el caso de San Bernardino, señaló que un 60% de la producción va en sistemas de riego automáticos que permanecen prendidos por varias horas, por lo que instó a la población a un uso racional del agua.

Otra de las actividades de mayor consumo son la carga de piletas pequeñas, o pelopinchos, donde se utilizan unos 5.000 m3 de agua por cada carga, y estos pelopinchos se descargan de nuevo en el mismo día o cada dos días, lo que representa un consumo indiscriminado.

El titular de la Essap señaló que Paraguay cuenta con una las tarifas más bajas de Latinoamérica para el uso del agua, y que la Essap no aplica un costo penativo por exceso de consumo.


Cada gota cuenta es el lema de la Essap para concienciar a la población a su uso racional, debido a que la producción del líquido vital se encuentra en su límite.

Dejá tu comentario