País

Esperanzador: Profesor enseña a niños del Bañado Norte bajo carpa

A orillas de la laguna Pytã, un docente con ayuda de voluntarios brinda apoyo escolar a chicos de la zona para desarrollar sus tareas. También proyectan crear una biblioteca comunitaria. 

En el Bañado Norte en la zona denominada Sander, un profesor y tres personas voluntarias enseñan a varios niños a orillas de la laguna Pytã, bajo una precaria carpa, en donde brindan asistencia escolar a los niños de la zona.

Este centro de ayuda fue creado hace ocho días gracias a donaciones y tiene como principal objetivo ayudar a los niños de la comunidad a realizar sus tareas escolares. Es un gran desafío en la pandemia del Covid-19, teniendo en cuenta que muchos niños no cuentan con equipo tecnológico o internet para estudiar y desarrollar las materias enviadas por los docentes.

Las clases y el apoyo escolar son para chicos desde el prejardín hasta el noveno grado y se realizarán hasta el mes de noviembre.

El profesor Édgar Villalba, quien brinda la asistencia escolar a los niños, indicó que la finalidad del centro de apoyo es recolectar libros para habilitar una biblioteca a futuro y que todos los estudiantes tendrán certificación en la culminación de las clases. “Esta iniciativa surgió gracias a una licenciada con quien teníamos una capacitación y luego conversamos y me pregunta por qué no brindo apoyo escolar, ya que soy docente en el área de Guaraní, y desde ahí surgió este centro hace ocho días, igual con toda la precariedad que tenemos en el galpón. Todos los libros que se quedan en este galpón comunitario serán para abrir una biblioteca comunitaria para todos los niños y jóvenes de la comunidad porque esta es una de las zonas olvidadas y todos los niños tendrán un certificado en la culminación del apoyo escolar”, señaló el docente.

PRECARIAS CONDICIONES. Villalba remarcó que las clases se inician a partir de las 13:00 hasta las 16:00 y que en horas de la mañana se encargan de recibir las donaciones para poder brindar la ayuda escolar. Apela a la solidaridad de las personas puesto que cuando se registran lluvias, la carpa se inunda y no se pueden desarrollar las clases. “Cuando llueve de mañana, por ejemplo, y si teníamos clases ya no podíamos continuar y cambiamos al horario de la tarde, nos falta mucha infraestructura, nos faltan muchas cosas. Gracias a Dios, ayer se trajeron 15 pupitres prestados, pero después cuando se use todo debemos devolver, entonces es a todo pulmón esto. No se cobra nada a los niños de la comunidad, solamente tienen que venir con la voluntad de querer aprender”, refirió Villalba.

El docente comentó que están enseñando las materias de Matemática, Comunicación, Guaraní y otras materias de primaria y secundaria.

Para realizar donaciones a fin de mejorar las condiciones de enseñanza de los niños, se puede contactar al teléfono (0971) 355 -590.


Esto no tiene ningún tipo de costo. Los niños solamente tienen que venir con la voluntad de querer aprender. Édgar Villalba, docente.

Dejá tu comentario