Interior

Escuela de Antequera incorpora centro cultural y deportivo

 

Carlos Marcelo Aquino

PUERTO ANTEQUERA

Con la financiación de recursos del Fonacide, la Municipalidad de Puerto Antequera, Departamento de San Pedro, inauguró obras y la refacción de aulas y el patio de juego de los alumnos de la Escuela San Ramón del distrito.

La inauguración del Centro Cultural, Social y Deportivo San Ramón, en el predio de la escuela, es un logro muy importante según docentes, padres de familias y comunidad en general.

Con una inversión cercana a G. 123 millones en la construcción del tinglado de 30 metros de largo con 20 metros de ancho con escenario, más el cercado perimetral tipo verja de 127 metros lineal, se habilitaron las obras en un acto con la presencia de la comunidad educativa y autoridades locales y departamentales.

Para la directora de la escuela, Greta Tumpling, la obra es de suma importancia para la institución, una de las pioneras en el departamento. “Contar con un tinglado siempre fue nuestro sueño, donde los alumnos tengan espacio para practicar deportes y, por supuesto, para las actividades culturales; las aulas y el patio de juego fueron refaccionados. Agradecemos al intendente por la inversión realizada en aras de la comodidad del alumnado”, expresó la educadora.

Abel Brítez, intendente municipal (PLRA), expresó que todas las obras son financiadas con recursos del Fonacide. “A pesar de que nuestro presupuesto es bastante pequeño lo usamos correctamente y gracias a ello estamos llegando a casi todas las escuelas. Esta obra que ahora inauguramos es un compromiso nuestro, los niños y jóvenes necesitan de un lugar así para recrearse y gracias al apoyo total de la Junta Municipal estamos llegando.

“Nuestro presupuesto anual de Fonacide es de 1.200 millones y las necesidades en el distrito son inmensas. El compromiso es usar correctamente los recursos y que llegue las obras y beneficios a todos los habitantes de Puerto Antequera”, indicó el jefe comunal de uno de los distritos más pequeños de San Pedro.

Dejá tu comentario