Política

Escribanos sostienen que prima el secreto

 

Roberto Escobar, presidente del Colegio de Escribanos del Paraguay, se refirió en la víspera al caso de una escribanía en Salto del Guairá, donde se presentó el brasileño Darío Messer para realizar algunas gestiones, pese a ser un prófugo de la Justicia con orden de captura.

“En caso de presentarse una situación similar como la de Darío Messer, jurídicamente, el escribano no está obligado a comunicar a las autoridades”, aseveró Escobar a Monumental 1080 AM, afirmando que el escribano está protegido por el secreto profesional al igual que los abogados.

Messer acudió hasta una escribanía de Salto del Guairá, Canindeyú, y su presencia en el sitio pasó desapercibida ante las autoridades, y el escribano que atendió al doleiro dos doleiros, como se lo conoce en Brasil, tampoco dio aviso a la Policía Nacional, ya que todas las gestiones que realiza quedan bajo el secreto profesional, aseguró Escobar.

Sin embargo, el titular del Colegio de Escribanos dejó en claro que sí están obligados a elevar informes a la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), sobre operaciones financieras sospechosas.

El escribano que atendió a Messer es Miguel Bareiro, ya que el prófugo necesitaba habilitar a sus abogados para que puedan realizar trámites judiciales y una acción preparatoria para una demanda a la Senabico.

Dejá tu comentario