Sociales

Entérate

 

Afrontan polémica tras vacaciones

Los reyes de Países Bajos, Guillermo Alejandro y Máxima, lidian con la polémica por haberse marchado de vacaciones a Grecia con su país confinado. Ahora, tras pedir los monarcas disculpas, es el primer ministro, Mark Rutte, quien asume la responsabilidad de no haberles pedido cancelar ese viaje. Con rostros cargados de seriedad y pesar, los reyes se sentaron en un sofá del Palacio Huis ten Bosch, en La Haya, para grabar un mensaje de video y disculparse por la que se considera la peor polémica en la que se vieron envueltos desde su llegada al trono en el 2013. “Nos duele haber traicionado la confianza que habéis depositado en nosotros. Fue muy imprudente por nuestra parte no tener en cuenta el impacto de las nuevas restricciones en nuestra sociedad. Tomamos la decisión de volver al darnos cuenta de que nunca debimos haber ido”, aseguró el rey, mientras Máxima asentía con la cabeza. Las reacciones aplauden el discurso. Con el comienzo de las vacaciones escolares de otoño, los monarcas partieron rumbo a Grecia en un vuelo privado, dos días después de haber entrado en vigor el “confinamiento parcial”, con el cierre de la hostelería y el Gobierno pidiendo no viajar al extranjero si no es “estrictamente necesario”. Al conocerse la noticia, el escándalo estalló en los medios, el Congreso, las redes sociales e incluso en una rueda de prensa en directo del viceprimer ministro holandés, Hugo de Jonge, que tampoco sabía que los reyes se marcharon a Grecia.

A las tres horas de aterrizar, y con la polémica en pleno apogeo, los reyes emitieron un mensaje para anunciar la cancelación de sus vacaciones.

Temas

Dejá tu comentario