Política

Enriquecimiento ilícito, factor común en la investigación a pesos pesados

El hecho punible de enriquecimiento ilícito es el delito predominante en la investigación a políticos que eran considerados pesos pesados, en cargos importantes de gobiernos anteriores y del actual.

Tales son los casos de los hoy investigados por el Ministerio Público como el clan Zacarías Irún, tanto el senador colorado Javier Zacarías Irún como su esposa, Sandra McLeod de Zacarías, intendenta de Ciudad del Este.

Además, se encuentran en la misma situación el ex senador colorado Óscar González Daher, considerado como el monje negro de la Justicia, debido a su poder en el sistema judicial.

El ex hombre fuerte de Luque está con prisión preventiva en la Agrupación Especializada, con uno de sus hijos, y se investiga a otros parientes y allegados. También está el caso del ex fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, y el del presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas.

CLAN DEL ESTE. El pasado jueves, los fiscales Leonardi Guerrero y Sussy Riquelme, Natalia Fúster, Luis Piñánez y Rodrigo Estigarribia realizaron varios allanamientos a las empresas vinculadas al clan Zacarías, en el marco de una investigación por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación criminal.

En la causa, los principales investigados son: el senador Javier Zacarías Irún; su esposa, Sandra McLeod; sus hermanos el diputado Justo Zacarías, ex gobernador de Alto Paraná, y Margarita Antonia Zacarías Irún; además del empresario Fernando Román Fernández.

La denuncia presentada por un grupo de abogados contra los Zacarías habla de bienes que la familia tendría en Ciudad del Este y en el estado de Santa Catarina, Brasil, que rondarían los G. 7.400 millones.

DE LUQUE. El ex senador González Daher y su hijo Óscar González Chaves están investigados por el fiscal anticorrupción René Fernández por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y declaración falsa.

Así también el ex fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, está procesado por enriquecimiento ilícito y se encuentra recluido en la prisión militar de Viñas Cué. En la causa, su esposa, María Selva Morínigo, también está imputada por lavado de dinero y permanece en el Buen Pastor.

Para el Ministerio Público, la pareja no pudo respaldar con documentos los ingresos de G. 3.764.317.044.

El presidente de la Cámara de Diputados Miguel Cuevas y su esposa, Nancy de Jesús Florentín de Cuevas, también están siendo investigados por la Fiscalía por supuesta lesión de confianza, enriquecimiento ilícito y cobro indebido de honorarios. El caso es investigado por la fiscala anticorrupción Josefina Aghemo.

Dejá tu comentario