Nacionales

Enfermera permanece grave en terapia tras ser baleada por asaltantes

La enfermera de Luque baleada por asaltantes fue intubada y quedó en terapia intensiva este Jueves Santo por la herida de arma de fuego que sufrió. La bala se alojó en una de las mamas y esperarán 48 horas para realizarle nuevos estudios.

El director del Hospital de Trauma, Agustín Saldívar, informó a Última Hora que la enfermera Lidia Aranda de Acosta, de 42 años, está en terapia intensiva e intubada. A través de una endoscopia digestiva se detectó un hematoma en el esófago, producido por el balazo que recibió en Luque.

La bala ingresó debajo de la paleta del lado izquierdo y se desplazó por el tórax hacia la derecha. Finalmente, quedó alojada en la mama derecha, de acuerdo con el reporte médico.

Saldívar indicó que “es una herida grave”, por lo que esperarán 48 horas para realizarle nuevos estudios. Sin embargo, estarán pendientes de la paciente por si tenga que ser intervenida quirúrgicamente de urgencia antes de que se le practiquen pruebas nuevamente.

Nota relacionada: Enfermera es baleada por dos motochorros en Luque

El médico sostuvo que, debido a la gravedad de la herida, la vida de la mujer corre riesgo.

Lamentó que haya sido víctima de asaltantes. “Antes de ser intubada me comentó que hacía 15 días comenzó a trabajar en el Hospital de Luque”, agregó Saldívar. Ella estaba lúcida y estable hasta que debieron colocarle el tubo.

Aranda volvía de su trabajo a su domicilio en la noche de este Miércoles Santo, cuando fue sorprendida por dos hombres en motocicleta. Corrió para escapar y uno de ellos efectuó un disparo contra ella.

Primero fue llevada hasta el Hospital de Luque y luego fue derivada al de Trauma en Asunción.

Los supuestos atacantes fueron identificados como Arnaldo Núñez, de 36 años, y Cristian Gauto, de 29 años. Habían huido del lugar, pero con ayuda de vecinos fueron aprehendidos. El caso quedó a cargo de la fiscala Mirtha Ortiz.

Dejá tu comentario