Nacionales

Encarnaceno fabrica una parrilla portátil con forma de maletín

Tenía en mente crear algo que nunca nadie haya hecho y le salió tal cual. Don Francisco Rodríguez fabricó novedosas parrillas portátiles que son maletines. Este emprendimiento lo lleva adelante en Encarnación, ayudado por toda su familia.

Se arma en menos de un minuto. Primero se retira la parrilla, luego se dobla hacia adentro los costados. Entonces se saca la caldera, que es una bandeja y se acomoda en el interior. La parrilla que se retiró al principio, también se coloca ahí. Se cierra todo y se le pone los seguros. Esta es la demostración que hace don Francisco Rodríguez de su maletín tradicional simple.

“Hasta una valija es más grande”, dice el fabricante artesano, con sentido del humor. Él tiene 50 años y es de la ciudad de Encarnación. Esta invención que viene realizando en los dos últimos años, hace unos días se compartió mucho en las redes sociales.

El encarnaceno conversó con Última Hora y habló de lo que hace. Unos prácticos maletines que son para llevar a mano a todos lados. Detalló que su tamaño es de 70 por 50 centímetros y que en él se puede cocinar hasta 25 kilos de asado. Tiene un seguro, para que nada se salga una vez que esté cerrado.

Primero inventó uno de cuatro espadines, que son parrillas giragrill con un pequeño motor incorporado, el cual hace que giren las estacas. “Vos le ponés nomás ya la carne y automáticamente se cocina solo”, detalla. Después hizo otra de cinco y finalmente montó la tradicional simple, que es la parrilla más conocida.

Señaló que ya le hicieron varios pedidos en todo el país. Incluso llegó a enviar sus trabajos a España, México, Argentina, Uruguay y Brasil. Para poder concretar los envíos, habilitó una cuenta bancaria.

Francisco Rodríguez_parrillas portátiles maletín.png
Proceso de elaboración de la parrilla maletín tradicional simple.
Proceso de elaboración de la parrilla maletín tradicional simple.

Ingenio paraguayo

Francisco Rodríguez, antes de dedicarse a soldar para producir peculiares parrillas, era técnico en electrónica. Se desempeñó en este oficio casi 40 años, hasta que se sintió incómodo en un momento dado. Esa labor le causaba problemas de vista. Prefirió buscar otra opción.

“Bueno, vos te quedás ahora con la electrónica y yo voy a buscar otra cosa”, le dijo un día a uno de sus hijos, a quien le delegó la tarea. Al mismo tiempo, le expresó a su esposa: “Voy a hacer algo novedoso, algo que nunca nadie hizo”.

Según su relato, la primera fabricación del maletín le tomó un mes. Entre hacer los cálculos de las medidas, ver que encajen las cajas y que se puedan doblar. “Fue un proceso difícil”, afirmó. Se imaginó, intentó y le salió. De eso hace dos años. “Después ya era más rápido, porque cortaba sobre medida nomás ya. Ahora en dos días hacemos todo”, manifestó.

Como el artesano encarnaceno notó que sus creaciones salían bien, entonces las difundió. “En las redes sociales seguro ven mi producto y como ahí está mi número, a partir de eso se comunican conmigo”, afirma don Francisco, todavía asombrado con la repercusión y muy contento a la vez.

Antes de lanzar su producto, realizó las pruebas que correspondían. Sostiene que las cosas se tienen que hacer con garantías. Actualmente es ayudado por sus hijos para la fabricación y su hija Sol es quien realiza las ventas. El negocio es familiar.

Francisco Rodríguez_parrillas portátiles maletines.mp4

Don Francisco Rodríguez (50) realiza una demostración de cómo se arma la parrilla maletín que creó. Trabaja con su familia, desde su casa, en Encarnación.

Don Francisco Rodríguez es el artesano encarnaceno del maletín con espadines y maletín tradicional simple. El valor de su invención ronda entre los G. 600.000 y G. 900.000, dependiendo de lo que pida el cliente. Más informaciones al (0982) 903-255 y (0985) 777-128.

Dejá tu comentario