Interior

En un precario pabellón de madera alumnos dan clases en Caaguazú

Con una estructura de madera totalmente deteriorada, la institución alberga a los pequeños con ganas de estudiar. Existe riesgo de derrumbe y los padres dicen al MEC que atienda la necesidad.

En medio de precariedades e inminente peligro de derrumbe de sus aulas, los alumnos y docentes de la escuela básica Primero de Noviembre de la ciudad de Caaguazú iniciaron otro año lectivo.

Más de 200 niños, que pertenecen a familias de escasos recursos económicos, dan clases en un pabellón de estructura de madera totalmente deteriorada. Los padres temen por la integridad de sus hijos, pero el deseo de aprender es más grande.

En principio la Municipalidad local, con recursos del Fonacide (Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo), planificó levantar tres aulas en la institución, pero en realidad solo una está siendo construida.

El pabellón dañado –de 8 aulas en total, de las cuales 3 son las más afectadas– fue construido hace aproximadamente 5 años. La estructura es de madera con techo de fibro-cemento, que con el paso del tiempo fue deteriorándose, especialmente la madera, lo que significa en la actualidad un enorme riesgo, teniendo en cuenta que las vigas y los horcones están destruidos.

A pesar de la situación, los docentes y alumnos no tuvieron otra opción que iniciar las actividades académicas 2019 en esas circunstancias.

“Esperamos que el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) pueda atender esta necesidad”, mencionó la profesora Elba Rosa Cardozo, directora de la escuela.

Cuestionamientos. Por otro lado, miembros de la comunidad educativa se preguntan dónde están los fondos para la construcción de 2 aulas más, de material cocido, aprobados por el Ministerio de Educación con recursos del Fonacide, administrados por la Municipalidad local.

Victoriano González, padre de familia, señaló que la actual administración comunal está construyendo solo un aula de las tres previstas en el proyecto inicial.

Pese a la insistencia no pudimos comunicarnos con el jefe comunal, José Papu Ríos, para dar a conocer su versión sobre el caso.

Dejá tu comentario