Política

En Senado harán campaña para dar vía libre a aumentos impositivos

Proyectistas que promueven el incremento de los tributos a la soja, al tabaco y al alcohol admiten que habrá fuerte presión en contra. Hay varios sectores que ya tienen una postura de rechazo.

En el transcurso de esta semana y de la siguiente, los senadores tendrán en sus manos analizar un paquete de impuestos que se comprometieron a incluir en el orden del día del jueves 15.

Están en la lista, además del impuesto a la soja, los aumentos de los tributos al tabaco, al alcohol y a las bebidas azucaradas.

Los proyectistas coinciden en que no será una tarea fácil y hasta hablan de promover una campaña en busca de apoyo a sus propuestas.

A la par, además de los grupos económicos afectados, varios sectores políticos ya tienen una postura de rechazo.

El impuesto a la soja ya había sido planteado anteriormente sin posibilidad de aprobación. El Frente Guasu volvió a insistir, ya que una propuesta quedó cajoneada desde hace un año.

El planteamiento original era incluir a otros granos y no solamente la soja, pero al final, en general, se aprobó el de la soja y que sea de un 10%.

Los luguistas también volvieron a la carga con el tributo al tabaco, proponiendo esta vez un 30% como mínimo, y 40% como máximo.

La novedad en esta ocasión es el aumento del impuesto al alcohol y a las bebidas azucaradas, cuya recaudación se pretende destinar, sobre todo, a la salud y a la educación.

En el caso del alcohol, el cálculo se hace de acuerdo con la cantidad que contenga. El mínimo establecido es del 50% y un máximo del 100%.

El incremento del tributo para las bebidas azucaradas, entre ellas, las gaseosas, se estableció en un 20%.

Tras los votos. El senador del Frente Guasu Hugo Richer remarcó que en el estudio de la suba de los citados tributos puede ocurrir que se rechace o se postergue todo el paquete.

Remarcó que justamente dependerá de los votos con que se cuente. “De todas maneras, en el caso nuestro, siempre colocamos en función de la posibilidad que se apruebe”, indicó el luguista.

“En el caso del impuesto a la soja, el impuesto a la exportación de los granos, es ridículo tenerlo ahí. O se rechaza o se aprueba”, dijo.

“Hace más de un año que tiene una aprobación en general, y está ahí como para que se desempate”, dijo.

Mencionó que los sojeros pagan el IVA cuando compran insumos, y una empresa cuando adquiere los productos, como cualquier actividad.

Dentro de este contexto, trajo a colación que hay una resolución de la Corte que permite la devolución del IVA en un 100%.

“Es muy importante saber la posición de las bancadas. Como son varios proyectos, se trata de mantener la inequidad impositiva en el Paraguay”, manifestó.

“O algunos realmente acordamos empezar a hacer un proceso de reorganización del sistema tributario que empiece con estos impuestos”, dijo.

Sostuvo que no se trata solamente de cobrar más impuesto a la gente, sino de gravar hacia algunos sectores de la producción que no tienen relación alguna entre lo que están acumulando desde el punto de vista de las ganancias y lo que realmente invierten en la sociedad a través del Estado paraguayo.

“También hay otros sectores en donde seguramente hay que incentivarlos con el tema de menos impuestos, pero estos son sectores que necesitan gravar más”, consideró.

prueba. “Va a ser una prueba importante para las bancadas, para saber a qué modelo de país apuntan realmente. Apuntan a tener este que no sirve realmente de mucho en cuanto a respaldo que tiene de su modelo impositivo o realmente empezamos a cambiar”, refirió Richer.

“Creo que esa es la disyuntiva que se coloca, más allá de si sube este o cual impuesto. Hay un proyecto con una definición más general que tratar temas puntuales contra sojeros y tabacaleros simplemente”, señaló.

Sixto Pereira, también del Frente Guasu, coincide en que todo dependerá de la voluntad política de cada bancada.

Recordó que durante el gobierno de Fernando Lugo ya se había planteado el impuesto a la soja, que hasta el momento aún no tuvo eco.

“Jahecháta (vamos a ver). Depende de los números”, indicó el senador.

Lugo, por su parte, se manifestó incrédulo. “Hay mucha presión de los sojeros y hacen mucho lobby”, reveló.

Desirée Masi, del PDP (Partido Democrático Progresista), consideró que si no hay apoyo será difícil la aprobación. “Al meter todo junto crean confusión y dispersión”, dijo. Anunció que estarían iniciando una campaña a favor.

La cifras

10 por ciento de tributo a los envíos de soja es lo que propone el proyecto que sigue pendiente.
30 por ciento de aumento al impuesto al tabaco se establece como mínimo y como máximo un 40%.
50 por ciento de suba del tributo al alcohol y 100%como máximo es una delas nuevas propuestas.
20 por ciento de incremento al impuesto a las bebidas azucaradas también está en la lista.

Dejá tu comentario