Nacionales

En Pilar celebran el Día de la Armada Paraguaya

Con una procesión náutica en aguas del río Paraguay y una misa, la Prefectura de Zona Pilar recordó el día de su santa patrona, la Virgen Stella Maris, en Pilar, Departamento de Ñeembucú.

La Armada Paraguaya celebró su día, en la tarde del miércoles, rememorando a su santa patrona, la virgen Stella Maris, en aguas del río Paraguay, zona de Pilar, Departamento de Ñeembucú.

El prefecto capitán de Corbeta, Ricardo Sanabria, recordó la labor que cumple la Armada en esta zona. Manifestó el compromiso de resguardar la soberanía y la lucha frontal contra todo aquello que se aparte de la ley, como el narcotráfico, contrabando y otros delitos.

Durante el acto, agradeció a la comunidad pilarense por el apoyo a sus labores, según informó el corresponsal de Última Hora Juan José Brull.

Igualmente, los integrantes de la Prefectura compartieron un encuentro con los niños de la escuela Pedro Simeón Bordón, de la compañía Yataity de Pilar.

Los pequeños disfrutaron en compañía de los uniformados una tarde especial, con juegos, sorpresas y una merienda.

A principios de setiembre, 13 efectivos de la Armada Paraguaya fueron imputados por violación de una niña de 13 años. Fueron procesados por coacción sexual y pornografía infantil. Este caso sucedió en Asunción.

Lea más: "Como mamá, yo pido justicia", dice la madre de la niña abusada en la Armada

De acuerdo con la imputación de la Fiscalía, la menor fue engañada y manipulada para ir hasta el lugar donde fue abusada.

Los uniformados imputados por abuso fueron identificados como Heriberto Chávez Vázquez, Rafael Martínez Brítez, Cristian Asunción Saucedo, Édgar Coronel de León, Ronaldo Arrúa Gómez, José María Cáceres Tintel, Héctor Morel Benítez, Jonathan Valenzuela Ramos, José Ferreira Méndez, Miguel Ángel Vargas Giménez, Marcos Delfino Figueredo, Carlos Machuca y Ángel Insaurralde Benítez.

Nota relacionada: Fiscalía conforma equipo para investigar supuesta violación en la Armada

Valenzuela y Figueredo también son investigados por pornografía infantil, ya que son sospechosos de haber grabado la violación. Actualmente, están recluidos en la Prisión Militar de Viñas Cué. Uno de ellos, Miguel Ángel Vargas Giménez, aseguró que no violó a la niña.

El nombre de la niña se omite en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctima.

Dejá tu comentario