Interior

En menos de un mes, temporal deja alrededor de 20.000 damnificados

Los últimos seis temporales dejaron numerosas familias afectadas, reportó la SEN, a las que se les sumaron 200 viviendas dañadas el martes, solo en Itapúa. Un rayo segó además la vida de un niño.

Algunas localidades del Departamento de Itapúa fueron las más dañadas con el último temporal, como General Artigas, cuyo intendente, profesor Jorge Gustavo García, continuaba –al cierre de esta edición– intentando llegar a algunas compañías en donde no se conocía aún la envergadura de los daños.

Las más de 200 casas afectadas se suman a las alrededor de 20.000 personas que ya fueron perjudicadas por los temporales, en un periodo de un mes, según la SEN.

Personal de la Secretaría de Emergencias de la Gobernación de Itapúa también llegó a la localidad con un cargamento de chapas y víveres para los damnificados. "Hemos logrado llegar a la zona de Independencia, Buena Vista, Carlos Pé, en donde familias enteras perdieron sus cultivos en su totalidad, muchos techos averiados y animales de granja desaparecidos o muertos", informó vía telefónica el concejal Edmundo Godoy.

Agregó que continúan tratando de saber aproximadamente la cantidad de ayuda que necesitan; "ante esta realidad decidimos como Junta Municipal declarar en emergencia al distrito de General Artigas por el daño causado, hemos contabilizado unas 200 casas afectadas", dijo.

En Capitán Miranda se registraron daños en cultivos y en estructura agrícolas (silos y elevadores), debido a fuertes vientos que en Encarnación midieron hasta 70 km por hora.

En Encarnación, cuadrillas municipales despejaron las calles obstaculizadas por la caída de árboles, según precisó Andrés González, director de Parques y Jardines de la Comuna. En la capital de Itapúa hubo nuevamente anegamientos en zonas bajas de la ciudad, debido a la enorme cantidad de agua caída en poco tiempo.

También 30 metros de muralla de la escuela Inmaculada Concepción se vino abajo, por carecer de cimiento fuerte, según primeros informes. RC

VILLARRICA. Las fuertes tormentas eléctricas que afectaron al Departamento de Guairá dejaron una importante cantidad de agua en las calles en la capital departamental, despertando la indignación de los pobladores por no contar con una solución definitiva al problema de la falta de desagüe en el barrio Ybaroty.

En Mauricio José Troche incluso varias viviendas se encuentran bajo agua, debido a la continua precipitación que se mantiene en la zona desde la madrugada de este miércoles. RG.

Cordillera
Un niño de 9 años fallece por un rayo
A consecuencia de electrocución de descarga de rayo falleció ayer, cerca de las 8.00, el pequeño Fabricio Manuel Rivas Lezcano, paraguayo menor de 9 años de edad, domiciliado en la compañía Mariscal López, de Valenzuela, Cordillera.
Según el informe policial, la muerte por fulguración fue confirmada por efectivos de la comisaría cordillerana, que llegó a la vivienda luego de recibir una llamada telefónica.
La madre del menor Emilce Daniela Lezcano manifestó que su hijo "se encontraba bajo un árbol, momento en que cayó un rayo a causa del temporal, por la descarga, de cuya consecuencia sufrió lesiones y quedó tendido en el suelo".

Misiones
Pobladores claman por ayuda a autoridades
Más de 250 familias fueron afectadas por la cantidad de granizos que cayeron en las compañías Arazapé y Juguá, de San Miguel, Misiones, ayer.
Las familias, angustiadas por la inestabilidad del clima y la lluvia incesante, clamaron por asistencia de parte del Municipio, la Gobernación y la SEN. "La granizada destruyó prácticamente todo, amanecimos en la lluvia con nuestros hijos, y algunos ya pasamos hambre, no tenemos ni para hacer fuego", reiteraba Pánfila Samudio.
Denunció que adherentes políticos les preguntaron a qué línea política pertenecían para recibir las ayudas.
La Junta Municipal ya declaró emergencia para la compañía Arazapé. (M.R.)
A Luciano Orué, de la compañía San José 19 de Santa Rosa, un rayo que cayó a 50 m de su dormitorio le mató una lechera y un toro. (V.R.)

Ñeembucú
Temporal deja a oscuras al XII Departamento
El temporal causó nuevamente severos daños en el Departamento de Ñeembucú, pues la intensidad de los vientos provocó la caída de dos torres que soportan las líneas de alta tensión que alimenta la subestación de Pilar. Gran parte del duodécimo departamento quedó sin energía eléctrica causando pérdidas.
El severo evento presentó además caída de granizos afectando a varias comunidades. Según reportes, algunas comunidades quedaron aisladas y se registraron destrozos.
La falta de la energía eléctrica paralizó en gran parte la actividad económica de Pilar. Por su parte, la ANDE instaló grupos generadores de emergencia que permitieron absorber la carga del 80% de Pilar. La entidad está priorizando hospitales, centros de salud, empresas proveedoras del servicio de agua potable, entre otras. (J.J.B.)


Dejá tu comentario