Sucesos

En la masacre se usaron armas de guerra, según investigación paralela

El análisis de videos grabados durante la matanza revela disparos de fusiles automáticos de asalto, sostiene el informe de un experto español. Hay varios cuestionamientos a la investigación oficial.

Por Andrés Colmán Gutiérrez y Fernando Boccia

¿Hubo francotiradores en la matanza de Curuguaty, que el 15 de junio dejó un trágico saldo de 11 campesinos y 6 policías muertos?

"Lo que podemos afirmar categóricamente es que entre los primeros disparos se escuchan ráfagas de armas de guerra de gran potencia, fusiles de asalto, evidencia que no es tenida en cuenta por la Fiscalía, que insiste en que provinieron de las escopetas de caza de los campesinos", sostiene Aitor Martínez Jiménez, jurista español que dirigió una investigación paralela sobre la matanza.

Los resultados del trabajo fueron presentados ayer por la Plataforma de Estudio e Investigación de Conflictos Campesinos (Cpeicc), que preside el exsenador liberal Domingo Laíno, y respaldado por un equipo que integran los abogados Vicente Morales, Guillermo Ferreiro y el periodista José María Quevedo.

Pocas horas antes de la presentación del "informe paralelo", la Fiscalía adelantó sorpresivamente su informe oficial sobre el caso, en el que descarta la presencia de francotiradores, generándose una virtual "guerra de informes".

VIDEO. Entre otros elementos reveladores, se obtuvo la versión original del difundido video grabado por un policía desde minutos antes de iniciar el tiroteo en Marina Cue.

El video fue remasterizado y sometido a análisis, y permite apreciar que, tras cuatro primeros disparos de cadencia automática, se oyen ráfagas de fusiles automáticos.

Según el informe, el sonido de los disparos pertenece "con casi total seguridad" al fusil norteamericano M16 o a su familia (por ejemplo el M4).

"Consultados servicios especializados de policía científica, aseguran, sin ningún lugar a dudas, que las armas que suenan en el video son fusiles automáticos, armas de guerra de gran potencia", destaca.

Explica que la cadencia de disparos es cercana a 0.10 segundos, que solo puede provenir de fusiles automáticos. (Los videos se pueden ver desde enlaces disponibles en Ultimahora.com).

La comprobación reafirma lo declarado inicialmente por los propios policías y campesinos sobrevivientes, pero llamativamente abandonado por la investigación a cargo del fiscal Jalil Rachid.

Hasta ahora no se dan a conocer los informes de pericia balística y forense, que determinen con exactitud los tipo de proyectiles con que fueron muertos los policías. Iban a estar en 15 días, pero ya pasaron tres meses, cuestiona el informe de Cpeicc.

LA GUERRA DE LOS INFORMES SOBRE EL CASO CURUGUATY

LOS PUNTOS MÁS CUESTIONADOS

Además de revelar que hubo disparos con armas de guerra (y que no fueron halladas), el informe paralelo sobre la masacre de Curuguaty cuestiona:

* Hay serios indicios de presuntos ajusticiamientos extrajudiciales de campesinos tras el tiroteo, pero las Fiscalía no los investiga.

* Hubo atención preferencial para los policías heridos (rapido traslado a hospitales, incluso por vía aérea), pero no se procedió igual con los campesinos. En muchos casos hubo omisión de auxilio y hay sospechas de que algunos murieron desangrados.

* Se emitieron órdenes de desalojo y allanamiento sin que el supuesto dueño de las tierras tenga títulos de propiedad.

* El fiscal de la causa no investigó el hallazgo de 40 hectáreas de marihuana en Campos Morombí y su posible relación con la masacre.

Dejá tu comentario