Economía

En la Argentina sigue la tendencia de suba de precio de los combustibles

 

Mientras en nuestro país los precios de los combustibles se mantienen estables, en los vecinos la situación es bastante distinta y está marcada por subas continuas, especialmente en la Argentina, donde volvieron a producirse incrementos en el precio de los combustibles.

Según los informes publicados, a un mes de la última suba, la empresa estatal argentina YPF volvió a aumentar ayer el precio de sus combustibles en todo el país. El litro de nafta súper en la ciudad de Buenos Aires cuesta, a partir de ayer, 29,37 pesos (6.170 guaraníes al cambio actual). El incremento en todo el país ronda el 5 por ciento.

En la petrolera líder del mercado, el litro de súper dentro del ámbito porteño tuvo un incremento del 4,4%. El precio de la nafta prémium (Infinia), en tanto, aumentó ayer un 5,48% y quedó establecido en 35,37 pesos por litro.

El precio del gasoil, por su parte, pasó de 24,44 a 25,71 pesos (5,19%) en su versión común, y la versión prémium subió de 29,30 a 30,91 pesos (5,49%). YPF ya había efectuado una suba hace poco más de un mes. Fue el primer día de julio, cuando el precio de los combustibles había aumentado también un 5%. En esa oportunidad, además, la suba llamó la atención, ya que estaba previsto que los incrementos en los surtidores fueran del tres por ciento. Para las próximas horas se espera que los competidores de YPF –Shell, Axion y Petrobras, los principales– sigan sus pasos y dispongan una nueva suba.

Los precios de la nafta y del resto de los combustibles se encuentran liberados desde fines del año pasado, cuando el Ministerio de Energía dejó sin efecto el esquema de aumentos escalonados consensuados con el Gobierno.

Para justificar los aumentos, en las petroleras aseguran que los precios locales todavía arrastran un retraso con relación a lo que consideran los valores de equilibrio. Para hacer sus cálculos, las empresas toman en cuenta la incidencia del precio internacional del barril de petróleo Brent, la cotización del dólar, los precios internos de los biocombustibles y los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono.

Dejá tu comentario