24 feb. 2024

En incidentada sesión, nueva cúpula de la ANR eligió a sus autoridades

El titular partidario Horacio Cartes militarizó la sede de los colorados, lo que originó el enojo de dirigentes oficialistas a quienes se les negaba la entrada y se excedían en los controles.

Los colorados llevaron a cabo ayer su primera sesión de la Comisión Ejecutiva de la Junta de Gobierno para elegir a sus autoridades entre gritos, forcejeos y reclamos de parte de oficialistas y cartistas, lo que dejó nuevamente al descubierto que las heridas entre ambos bandos no están aún del todo cicatrizadas.

Las escaramuzas comenzaron antes de que los miembros de la Junta del sector oficialista, liderados por Nicanor Duarte Frutos y Lilian Samaniego, ingresen a la sala de sesiones.

Los representantes del oficialismo tuvieron discusiones con las fuerzas militares que se encargan de la seguridad debido a que estos –bajo el mando del cartismo–, supuestamente, les controlaban mucho e incluso les solicitaron la cédula para ingresar. Este hecho originó el airado reclamo de Duarte Frutos, quien incluso se tomó con Yamil Esgaib. No obstante, los incidentes no pasaron a mayores, y una vez dentro de la sala de sesiones, las cosas se calmaron, pero tanto Duarte Frutos como Samaniego no desaprovecharon la oportunidad para reclamar este hecho al titular partidario, Horacio Cartes.

“Esta es una reunión de dirigentes, de líderes que venimos con el afán de cooperar y fortalecer nuestra democracia interna y unir esfuerzos para la gran victoria de la ANR en abril, pero es inconcebible que tengamos que acceder a un protocolo policiaco para acceder al recinto partidario, en todo caso para establecer el orden tenemos muchos dirigentes que conocen a los que somos miembros, esta no es una reunión de bandoleros para que policías y militares pretendan atropellar”, sostuvo Nicanor dirigiéndose a Cartes.

DIRECTIVA. Una vez que los ánimos estuvieron tranquilos, durante la sesión los colorados eligieron a la nueva comisión directiva, con una amplia mayoría cartista ocupando todos los escaños.

Como vicepresidente primero fue elegido Juan Carlos Galaverna, como vicepresidente segundo Rodolfo Friedmann, y como vice tercero fue electo Alberto Alderete.

Como tesorero de la ANR fue elegido el diputado Tadeo Rojas, y como protesorero, Fernando Ayala.

En tanto, como secretarios políticos de la ANR fueron elegidos Juan Carlos Baruja, Felipito Salomón, y el senador Silvio Beto Ovelar.

Como miembros de la comisión ejecutiva fueron designados Nicanor Duarte Frutos, Antonio Barrios, Lilian Samaniego, el diputado Freddy D’Ecclesiis y Mario Varela.

La comisión ejecutiva también decidió que las reuniones se harán todos los miércoles, a las 17:00.

De igual forma, Alberto Alderete fue designado como jefe de campaña de la Lista 1, y Arnaldo Franco como jefe de campaña adjunto.

La comisión ejecutiva también aceptó la renuncia de Dani Centurión y llamó en su reemplazo al intendente capitalino Óscar Nenecho Rodríguez a jurar en sustitución del mismo.


Esta no es una reunión de bandoleros para que policías y militares pretendan atropellar.
Nicanor Duarte Frutos,
titular de la EBY.

Las fuerzas militares nos pedían incluso nuestras cédulas. Esto no puede ser, a algunos hasta dos veces.
Lilian Samaniego,
senadora.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.