País

En Fiesta del Arcoíris celebraron la vida de pacientes curados de cáncer

Más de 40 niños, niñas y adolescentes se juntaron para festejar el éxito del tratamiento médico. En el Hospital de Clínicas se registra la atención médica a   más de 500 pacientes pediátricos cada año.

Hace tres años y siete meses, Stefanía Giménez (19) renació cuando le informaron que se curó de la leucemia. Fue el 31 de enero de 2019, el día de su nacimiento. “Mi alta médica fue mi regalo de cumpleaños”, contó.

A los 15 años le diagnosticaron leucemia mieloide aguda. El tratamiento en el Hospital de Clínicas duró más de un año. Stefanía no recuerda la cantidad de quimioterapias a las que accedió, pero su paso por Clínicas le inspiró para ser voluntaria en una oenegé.

Tras dos años de actos en modo online a causa de la pandemia, más de 40 pacientes pediátricos oncológicos se juntaron ayer para celebrar la tradicional Fiesta del Arcoíris, en homenaje a los niños y niñas que se curaron de cáncer.

A Stefanía, que vive en Capiatá, no le fue fácil el proceso del tratamiento. “Tenía más complicaciones que los demás. Tenía muchas infecciones. Dos veces entré en terapia intensiva”, relató. Hoy, Stefanía luce regia y estudia la carrera de Administración en una institución privada, gracias a una beca. Sueña con apoyar a los pacientes con cáncer desde una fundación.

En medio de la algarabía, Carlos Álvarez (9) compartía con otros niños y niñas curados de cáncer. Su madre, Diana Ferreira (41), lo cuidaba a distancia. A Carlos le diagnosticaron linfoma de Hodgkin, en el 2019, a los seis años y siguió tratamiento de quimioterapia y radioterapia en medio de la pandemia. Incluso, fue sometido a un trasplante de médula ósea en el Hospital de Clínicas.

Hoy, Carlos se encuentra en buen estado de salud, contó.

Un arcoíris hecho con globos adornó la entrada en el Hope Day, de Hematoncología Pediátrica en el Hospital de Clínicas. Allí, los pacientes, padres, madres y profesionales de la salud y estudiantes de la carrera de Medicina celebraron el éxito del tratamiento médico.

“Esta fiesta nos permite crear conciencia de que el cáncer infantil se puede curar y que la salud es un derecho, y tenemos que pelear para que se acceda a un tratamiento integral sin costo”, destacó la doctora Angélica Samudio, jefa del Departamento de Hematoncología Pediátrica.

Un total de 500 pacientes pediátricos con cáncer son atendidos anualmente en el Hospital de Clínicas.

Al término del agasajo, que incluyó merienda y un show de magia, los pacientes salieron al patio del hospital y como cierre simbólico, soltaron globos para conmemorar el lema: “Nos paramos al lado de la vida”.

Dejá tu comentario