Interior

En el Chaco detectan robo de agua en tres tramos del nuevo acueducto

La baja presión en el suministro fue el detonante para descubrir la sustracción del líquido a tan solo 52 días de la habilitación. Se verificaron conexiones ilegales en el sistema de distribución.

¿Insólito? A menos de dos meses de la inauguración del acueducto del Chaco Central, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) detectó el robo de agua potable del sistema de distribución en tres tramos: Puerto Casado-Loma Plata, Loma Plata-Filadelfia y Filadelfia-Neuland, según informó en un comunicado.

Las “intervenciones en el sistema serán consideradas como robo a la propiedad de la empresa, por lo que serán denunciadas en la Unidad Fiscal correspondiente”, se refiere en el documento. “Las redes de distribución y el acueducto del Chaco Central son propiedades exclusivas de la Essap; existe a la fecha un procedimiento comercial establecido para acceder al suministro de agua”, se añade.

Desde la institución estatal hicieron un llamado de atención a quienes llevaron adelante dicha acción. Para evitar inconvenientes legales, instan a evitar la práctica. Essap ya identificó los casos y fueron denunciados al Ministerio Público.

El titular de la Essap, Natalicio Chase, señaló que se descubrieron las irregularidades debido a la caída de presión y turbulencias en el sistema de distribución del agua. La Essap cuenta con sensores de sistema, que permiten detectar situaciones anómalas.

“Comenzamos a investigar y encontramos numerosas intervenciones, donde camiones cisternas violentan los candados y llevan el agua. También algunos establecimientos ganaderos conectan mangueras de forma ilegal y utilizan el agua”.

Desde la institución, se encuentran evaluando el daño que se ocasionó al sistema y se presentarán todos los detalles a la Fiscalía. La denuncia tiene como objetivo resguardar el acueducto y dejar precedentes con la finalidad de frenar el robo del agua.

IMPACTO. “Al tener este tipo de comportamientos se pone en riesgo el sistema. Podemos tener rupturas en las cañerías. Ahora que estamos en una situación de emergencia, esto es mucho más grave y como no hay agua en la zona, los aguateros están vendiendo casi a G. 100.000 el metro cúbico de agua”.

El acueducto del Chaco de 203 kilómetros se habilitó el pasado 25 de julio, en Alto Paraguay, tras varios años de atraso en la construcción. Con el sistema se logra abastecer a más de 80.000 pobladores chaqueños.

En Puerto Casado una planta de tratamiento capta las aguas del río Paraguay y las transporta hasta Loma Plata, en el Chaco Central. Las bocas de expendio están habilitadas en los reservorios principales para el suministro a la población.


Encontramos numerosas intervenciones donde camiones cisternas violentan los candados y llevan el agua.
Natalicio Chase,
titular de Essap.

Dejá tu comentario