Sucesos

En el año sicariato deja saldo de 83 víctimas en Amambay

 

Un nuevo caso de ataque violento por parte de sicarios se registró ayer en la ciudad de Pedro Juan Caballero. Se trata de un doble homicidio ocurrido en horas de la madrugada. La violencia en el Departamento de Amambay no cesa y ya suman a 83 víctimas fatales en lo que va del año, según los registros de las autoridades del orden público.

En este nuevo caso, las víctimas fueron identificadas como Paulo Augusto Ramírez Bareiro y Robison Giovanni Acosta Pereira, ambos mayores de edad.

El crimen se produjo aproximadamente a las 2.00, sobre la calle Carlos A. López y Mariscal Estigarribia de Pedro Juan Caballero.

ATAQUE. Según menciona el informe de la Policía Nacional, las víctimas circulaban en un automóvil de la marca Nissan, tipo QP, de color negro, cuando fueron interceptados por una camioneta Toyota Hilux, de color blanco, que se interpuso en su camino, evitando que el primer rodado pueda seguir con su camino.

En ese momento, los sicarios que iban en la camioneta iniciaron una ráfaga de disparos contra los ocupantes del auto, produciendo las muertes.

En un intento de escapar de sus verdugos, el conductor del automóvil trató de fugarse del sitio, pisando el acelerador de su vehículo; sin embargo, fue alcanzado por las balas, por lo que perdió el control del rodado que acabó por chocar contra una muralla.

Los investigadores de la Policía Nacional presumen que los autores materiales del doble homicidio utilizaron un fusil para lograr su objetivo. Esto, debido a las evidencias que fueron levantadas de la escena del crimen.

Todas las pruebas recogidas por los agentes policiales de la Sección de Criminalística serán peritadas debidamente, de tal manera a buscar esclarecer el caso.

La causa está siendo investigada por la fiscala Reinalda Palacio.

CONTRA LA PRENSA. Hasta el lugar donde se produjo el ataque y doble crimen, llegaron familiares y conocidos de las víctimas, algunos portando visibles armas de fuego en la cintura, que de manera prepotente agredieron a varios trabajadores de la prensa, para evitar que estos lleven a cabo su trabajo. Todas estas agresiones se produjeron en presencia de efectivos policiales, que no pudieron resguardar la integridad de los comunicadores.

Con el crimen de Paulo Augusto y Robison Giovanni suman 83 víctimas de homicidio en el Departamento de Amambay, en lo que va de este año.

Dejá tu comentario